El perfil literario del gaucho martín fierro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1278 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las circunstancias que obligaron a Martín Fierro a convertirse en un gaucho matrero no indica que nuestro personaje sea el arquetipo de la nacionalidad argentina, ni la figura representativa del gaucho de la época.


Ríos de tinta se han consumido para explicar las causas del éxito sensacional de El gaucho Martín Fierro que, según Borges, “es la obra más perdurable que hemos escrito losargentinos” (Discusión, 1932, ed. 1957, pág. 152).

Hay, desde luego, una primera que no admite refutación: el genio literario que anima al poema. En el curso del siglo XIX en la Argentina hubo tres tipos de gaucho: el gaucho sedentario peón de estancia, el gaucho nómade, y el gaucho alzado, al que Sarmiento llamó gaucho malo y Martín Fierro gaucho malo y gaucho matrero.

Hernández no deja lugar adudas sobre el papel que asignó a su personaje, dentro de esta clasificación. Martín Fierro fue en su origen un simple peón de estancia como él mismo lo dice: “Nací y me he criao en estancia” Con este motivo Hernández escribió una deliciosa estampa descriptiva de la vida de la estancia en el siglo XIX, muy poco recordada. Pero un día Martín Fierro, peón de estancia, encontrándose en una pulpería,fue enganchado y obligado a incorporarse a las filas del Ejército.

Entonces comenzaron sus desventuras, que describe con tan amargas palabras. La vida en el cantón de la frontera, cruel e injusta, se fue prolongando indefinidamente, mucho más allá del plazo previsto. Martín Fierro, desesperado, resolvió “resertar” .

Volvió al lugar de su rancho, que encontró convertido en tapera. La mujerse había ido con otro; los hijos, habían desaparecido. Fierro tomó entonces una tremenda decisión que expresó también con palabras inequívocas en el poema: Yo he sido manso primero, Y ( ahora)seré gaucho matrero. Todo lo que ocurrió después fue explicable y casi natural consecuencia de esta decisión. Provocó y mató al moreno, y después a otro gaucho en una pulpería, siempre dentro de su condiciónde gaucho matrero, voluntariamente adoptada. Para que no queden dudas, Martín Fierro, agrega: “Matreriando lo pasaba Y a las casas no venía; Solía arrimarme de día, Más lo mesmo que el carancho Siempre estaba sobre el rancho Espiando a la policía.

Lo afirma luego, definitivamente, después de oír la explicación de Cruz, cuando resuelve irse a la tierra de los indios: “Ya veo que somos los dosAstilla del mesmo palo: Yo paso por gaucho malo Y usté anda del mesmo modo, Y yo, pa acabarlo todo, A los indios me refalo. Lo repite finalmente en “La Vuelta” cuando hace un resumen de su vida: “y no son pocos diez años Para quien ya llega a viejo. Y los he pasado ansí, Si en mi cuenta no me yerro: Tres años en la frontera, Dos como gaucho matrero, Y cinco allá entre los indios Hacen los diez queyo cuento.”

Por propia confesión, pues, del protagonista, Hernández hizo a su héroe gaucho desertor y matrero. Jamás intentó disimularlo. Hernández tuvo buenas y poderosas razones para proceder de esta manera. En 1872 las levas en el Ejército para formar contingentes en la frontera habías llegado a una situación extrema. Como lo ha explicado con amplia documentación, Ricardo Rodríguez Molas ensu “Historia social del gaucho”,( Buenos Aires, 1968), el sistema de las levas para reclutar soldados fue practicado desde la época colonial, y también durante el gobierno de Rosas. Persistió después de Caseros, y continuaba sin atenuantes en 1870.

Hernández se propuso denunciar el abuso, pero logró un resultado que fue más allá de su objetivo incial. Creo que lo consiguió tan cabalmenteporque definió y escribió la figura del gaucho desertor y matrero de su personaje, sin atenuar en momento alguno su condición, explicando, en cambio, con claridad y verdad, las causas y circunstancias que lo habían reducido a esa triste situación.

Pero ello no quiere decir que el gaucho matrero Martín Fierro haya sido o sea el arquetipo de la nacionalidad argentina, ni la figura representativa...
tracking img