El placer de la seda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1019 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PLACER DE LA SEDA
Por:
Canelo Navarro Diego Adrian
Caso asombroso de una joven, que había elevado a la condición fetichista cierto “placer por la seda”.
Cuando roba la seda siente la necesidad de arrugarla pues siente su grito, que eleva su placer, no tiene palabras para explicar lo que siente cuando acaricia la seda contra ella, lo describe como robar un “pedazo de cielo”.Primero la arruga sin estropearla, la presiona contra ella, posteriormente no puede respirar, no se puede controlar y tiembla de placer, asegura creer que no está mal lo que hace, se va a una esquina para tocar la seda, para acariciarla y así es como la encuentran, a menudo pierde el conocimiento.
Como sabemos el fetiche, rara vez se siente como un síntoma que provoque padecimiento, la joven narraal psiquiatra que no percibe como malo lo que hace con la seda, de hecho da la impresión de estar bien con su actuar y sentir.
Sabemos que en la elección del fetiche se manifiesta la influencia persistente de una impresión sexual recibida casi siempre en la primera infancia. La joven relata en la cinta que a la edad de los 11 años estaba sola en su cuarto sentada en una silla, pero no de maneratradicional sino en cuclillas, la silla estaba cubierta de terciopelo, la seda vino después, comenta en la entrevista al psiquiatra, sabemos que para la instauración del fetiche hay una detención del recuerdo en la amnesia traumática y se retiene como fetiche la ultima impresión anterior a lo traumático, en este caso la joven fijo su atención en el vello pubiano a la que habría debido seguir laansiada visión del miembro femenino.
Se desnudaba y le gustaba tanto que comenzaba de nuevo, afirma nunca haber sentido “eso” que sentía con la seda por nadie y que el placer que una ocasión sintió con un hombre no se comparaba y era menor al placer que sentía cuando acariciaba la seda. Para esta mujer, la seda sustituye al hombre. Lo sobrepasa, lo excluye definitivamente, no necesita de loshombres, no quiere más que seda.
La elección de objeto es regida por un fetiche. Cuando la joven acaricia la seda, jamás logra pensar en un hombre, solo piensa en su deseo y es como si los hombres no existieran. El fetiche es el sustituto del pene, pero no sustituto de uno cualquiera, sino de un pene determinado, muy particular, la joven asegura que la tela nunca es sustituto del cuerpo delhombre, dice que la tela no está asociada a ninguna persona, que actúa por sus propias cualidades, su textura, su brillo, su grito. Vemos en el fetiche de la joven, una serie de particularidades. Se masturba con la seda, sin más fantasías.
También sabemos que en la perversión, existe en la mayor parte de los casos la transgresión a la norma, en este caso el robo de seda, por parte de la joven, espenalizado, pero en la perversión es un precio que se paga y ella estaba dispuesto a pagarlo cuantas veces fuera necesario con tal de seguir y obedecer su placer. Comenta que para su cura su esposo le compro mucha seda, pero que de nada sirvió, porque si se la daban arruinaba su placer.
En el proceso inconciente sabemos que el pene muy particular, tiene significatividad en la primera infancia,pero se perdió mas tarde y el niño debiera resignarse, pero el fetiche está destinado a preservarlo de su sepultamiento.
El fetiche (seda), es el sustituto de un falo, en que la niña, ha creído y no quiere renunciar y que la joven ha desalojado de la memoria y llevado al inconciente la falta de pene. En este proceso se requiere separar el destino de la representación, del destino del afecto, eldestino de la representación es llevado a lo inconsciente y actúa la desmentida como mecanismo de defensa en la perversión.
Su primer robo, lo cometió después de casarse, a los 17 años, estaba en una tienda quería comprar listones y vio un vestido de seda azul eléctrico, ella relata que sentía como si el vestido la viera, camino hacia él, lo tomo y levanto su falda, es todo lo que recuerda y...
tracking img