El plazo de prescripción en las relaciones de consumo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El plazo de prescripción en las relaciones de consumo: “cara o ceca” de una temática sin definición
--------------------------------------------------------------------------------

Sumario: I. Introducción. II. El estatuto protectorio de los consumidores. II. 1. Consideraciones generales. II.2. Contrato de consumo y relación de consumo. II. 3. El orden público consumerista. III. Los tópicosen examen. IV. La especialidad de la legislación consumerista. V. La prescripción de las acciones de la ley 24240. VI. Vicios redhibitorios. VI. 1. ¿La protección alcanza a las relaciones de consumo sobre inmuebles? VI.2. La prescripción tratándose de vicios redhibitorios. VI.3. La primacía del estatuto del consumidor. VII. Ley 24240 vs. ley 17418: ¿qué plazo de prescripción se aplica? VII. 1.Nuevamente los principios protectorios. VII. 2. Prevalencia de la ley 24240 frente a la Ley de Seguros. VIII. Conclusión



I. Introducción
Si bien desde antaño existía la inquietud de profundizar la tutela de los consumidores por considerarlos sujetos que se hallaban en condiciones de debilidad ante su contraparte –en especial fueron los escritores de derecho quienes mayor empeño reservabana ese capítulo–, no fue sino a partir de la constitucionalizacion de los derechos del consumidor que el estatuto protectorio adquirió visos de masividad en su aplicación.
La reforma constitucional de 1994 importó entonces un hito en la estructura normativa de las relaciones de consumo, aun cuando desde un tiempo antes ya existía en el derecho patrio un cuerpo legislativo propio de este tipo devínculos. Concretamente, la ley 24240, nacida como consecuencia directa de la necesidad de dispensar una efectiva protección a los consumidores, había adquirido carta de ciudadanía con anterioridad a la directiva fijada por el constituyente.
Los años siguientes al nacimiento de este cuerpo normativo se caracterizaron por la proliferación de causas que fueron subsumidas en este escalafón legal,demostrando la jurisprudencia y la doctrina un fuerte compromiso para hacer efectiva la tutela diseñada a favor de los consumidores.
De todos modos, la aplicación de este estatuto no ha sido del todo pacífica, desde que, a partir de los cambios radicales que ha producido en las relaciones de derecho privado, fueron varios los problemas surgidos a partir de la dualidad de regulación, introduciéndosela ley 24240 y el art. 42, CN, como cuñas en la legislación común –civil y comercial (1) –. Por ello, en la actualidad, distinguir qué herramienta corresponde aplicar en un caso concreto no es tarea para nada sencilla, debiéndose previamente realizar una correcta categorización de la relación de que se trata, para emplazarla o no dentro de una legislación especialmente tuitiva. Maguer loseñalado, frente a hipótesis de colisión de normas la exégesis de la cuestión no debe perder de miras que la fuente de los derechos del consumidor no es sola la ley, sino, por sobre todas las cosas, la Constitución nacional (2) . Valga una aclaración previa: no pretendemos ilustrar al lector acerca de los innumerables inconvenientes que puede suscitar la “conglomeración” de normas frente a un casoparticular –estatuto del consumidor versus derecho privado común–. Únicamente nos detendremos en un caso puntual que genera la sana inquietud de la reflexión y del comentario: hacemos referencia a lo atinente a la prescripción, capítulo que a pesar de los años transcurridos desde la aparición efectiva de la normativa tuitiva de los consumidores, sigue generando polémica en torno a qué regla aplicar.
Lamisión de estas líneas dista en demasía de agotar o clausurar el debate; tan sólo pretende reflejar al final una perspectiva de lo que nosotros consideramos como el norte a seguir.

II. El estatuto protectorio de los consumidores
II. 1. Consideraciones generales
En forma previa trataremos de presentar escuetamente el temperamento de la ley 24240, norma garantista y tutelar de un sujeto...
tracking img