El poder de la iglesia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (906 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO VI Cuando Florentino recibió esa carta, se puso a leerla muy serenamente, no le importo el contenido ofensivo por partede Fermina Daza y la leyó una y otravez. Esto le generó aFlorentinograndes momentos de depresión, y buscando consuelo por toda la ciudaddecidió ir donde una antigua amante, la Viuda de Dos quien era una mujermenor con al menos diez años fuea visitarla con una botella devino. Cuando se encontraron de un largo tiempo casi no se reconocieron por el gran daño que les había echo el tiempo, pero luego entraron en confianza y Florentino le contó sus problemas de formaindirecta, pero laviuda de dos siempre acertaba en sus suposiciones. En el primer aniversario de la muerte de Juvenal Urbino, la familia envió esquelas de invitación a una misa conmemorativa en lacatedral. Florentino Ariza le envió ciento treinta y dos cartas a Fermina Daza, sin embargo no le llego ni una sola respuesta,por tal motivo decidióir a esa misa aunque no estuviera invitado. Fermina Dazaal verlo en la ceremoniale tendió la mano, y le dio gracias por haber asistido. Ella había leído las cartas que Florentino le había mandado, una mañana en el desayuno ella estaba con su hija, cuandorecibió la primera carta y se la guardó para que su hija no sospechara, se fue a su cuarto y comenzó a leerla, cuando se dio de cuenta que Florentino Ariza había cambiado mucho y era una manera muynoble de borrar el pasado. Las cartas siguientes acabaron de apaciguarla, pero de todos modos las quemó y su única intención fue que algún día se las iba a devolver, pero con el tiempo se acumuló y nosupo como explicar que su orgullo no la dejaba escribir.

Un día Fermina Daza le preguntó a Lucrecia del Real del Obispo si por casualidad conocía a Florentino Ariza, ella le contestó que sí. Le dijoque se conocían desde que eran niños, y que el ha sido educado de una manera humilde. Pasaron dos semanas y Fermina Daza no recibió ni una carta de Florentino Ariza, hasta que un día Florentino Ariza...
tracking img