El poder de la palabra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (503 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 2 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
En esta noche se me invitó a hablarles a los jóvenes de la casa una corta reflexión. Sé que han llamado a estas noches restaurando mi altar o el altar. Cuando hablamos de restaurar era que lo queestaba se cayó y hay que volverlo a construir, lo único que cambian las estrategias para hacerse. Hoy quiero compartir un poco la experiencia por la cual paso Nehemías cuando estaba reconstruyendo lasmurallas de su pueblo. Nehemías era el copero del rey cuando llegó a sus oídos la mala noticia que su pueblo había sido devastado y las murallas ya no estaban. El se entristeció en gran manera y luegode que el rey le diera el permiso se dedicó con toda su pasión a reedificar aquellas murallas. Comenzaron a suceder ciertas situaciones como siempre ocurre cuando te propones a levantarte. Y selevantaron enemigos que buscaban detener lo que ellos se habían propuesto. Si te decidiste a restaurar tu altar ten pon seguro que querrán detenerte. En el capítulo 4 de Nehemías se relata específicamente lasituación entre Sambalat y Tobías dos enemigos del pueblo de Dios, donde ellos no querían que de ninguna manera se edificara nuevamente allí. Pero realmente no es eso en lo que me quiero enfocar eneste momento. Me enfocaré en los versos del 12 al 18 donde como te mencioné horita las estrategias de restauración cambian.
• Se distribuyeron las fuerzas por familias, todos estaban armados. Esto esunidad. Para poder restaurar hay que estar unidos, como familia. No es posible la división, la separación. si son todos jóvenes no puede haber diferencia entre unos y otros no debe sentirse deninguna manera el rechazo por ninguna razón hay que estar unidos y esto se tiene que manifestar sobre todo en el momento de guerra. ( las chicas y los chicos y Gaby)
• El temor va a llegar pero no tepuedes detener tienes que levantarte y guerrear. Cuando estamos restaurando nuestro altar llega un momento que el temor se quiere apoderar de ti pero no debes tener ningún temor. Y si sabes de alguien...
tracking img