El poder en fausto y eduardo ii de christopher marlowe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2788 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mª Carmen Álvarez Mejías | 2º Int. B |

Christopher Marlowe | Fausto. Eduardo II.|

Hipótesis

Mi objetivo es demostrar que en las dos obras se trata el tema del poder.
En Fausto puede tratarse el tema del poder de la sabiduría, de querer saber más y más, hasta llegar a querer ser algo parecido a un Dios. Se trata en esta obra entonces un poder más “científico” o más “místico” si noenfocamos desde la perspectiva de la magia.
En Eduardo II se trata el poder civil, un poder jerárquico y político. Las continuas disputas que vemos en la obra son, a fin de cuentas, por querer ser quien tiene el poder y el control de Inglaterra.
La ambición, por tanto, es algo que impera en ambas obras.
También en el tratamiento del tema creo que hay diferencias entre una y otra obra, las cualestambién intentaré demostrar.
Además hay otras similitudes y diferencias entre estas dos obras de Marlowe que, aunque en apariencia no tenga nada que ver con el tema que yo quiero tratar, me parece que son interesantes ponerlas, pues se pueden relacionar con el tema principal de mi trabajo.

Método de trabajo

A través de consultar la bibliografía que voy a citar más adelante en google librosy de buscar, gracias a este mecanismo, palabras que consideraba clave sobre cada una de las obras, he desarrollado varias ideas sobre el tema del poder que creía común en las dos obras.

Ideas

Para empezar hablaré de Fausto.
En Fausto vemos claramente el tema del poder intelectual. Fausto desea con fervor saber, y saber más allá de lo que las ciencias conocidas en su época por la humanidadpueden ofrecerle. Este ambicioso deseo le llevará a vender su alma al diablo, cometiendo una ofensa contra Dios. Y una vez con el alma vendida no saciará sus ganas de saber de ninguna forma, aunque a veces parece que esa venta del alma responde más a un deseo de conseguir fama y placeres más superficiales que al deseo de obtener una gran sabiduría.
Citando a Ian Watt, Fausto “desea ir más alláde los límites del saber académico”. Este mismo autor nos habla, poniéndonos como ejemplo la primera escena de Fausto en la que rechaza todos los saberes y se decanta por la magia (I, ii), de que a Fausto le resulta insuficiente todo el saber que puede obtener con las ciencias que en su época existían, y se decanta por la magia por ofrecerle esta cosas que con esas ciencias no puede alcanzar: lainmortalidad o el resucitar a los muertos.
Juan Carlos Rodríguez nos habla sobre una nueva idea de poder que surge en el Renacimiento, la cual reflejaría Marlowe en su Fausto, en la cual el poder también se extiende a poseer el control sobre espíritus y cosas más místicas y menos inmateriales que los poderes jerárquicos, un poder que lleva a “poseerlo todo” como dice Rodríguez en su libro. Esteautor nos presenta a un personaje tratado, frente al Fausto de Goethe, desde la perspectiva del querer saber, de conocer, desde una perspectiva más enfocada a la ciencia emergente de la que nos habla.
Fausto es un personaje sumamente ambicioso como podemos comprobar. Su ambición lo lleva incluso a mostrarse orgulloso ante Dios, al que rechaza de forma inminente al vender su alma al diablo, aunquemuchas veces en la obra se esté arrepintiendo de ello (un ejemplo de ello lo tenemos en V, ii). Watt y Juan Carlos Rodríguez también hace referencian a esto en sus libros, y ambos nos citan la moraleja que da el coro al final de la obra sobre el “exceso de saber” (V, epilogo). El segundo autor añade además una frase muy ilustrativa sobre este asunto: el orgullo de querer ser Dios. Salvador deMadariaga en su libro Bosquejos de Europa añade lo siguiente: “Así pues, el hombre debe limitar su curiosidad a los linderos que le impone la ley divina, so pena de verse condenado para la Eternidad”.
El carácter ambicioso de Fausto también le hace querer más conocimiento cuanto más llega a poseer. Esto lo vemos claramente, por ejemplo, en la conversación que Fausto y Mefistófeles tienen sobre la...
tracking img