El poder transformador de la palabra de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3697 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PODER TRANSFORMADOR DE LA PALABRA DE DIOS

Por: Juan Carlos Torres

INTRODUCCIÓN

En una oportunidad, un viajero cristiano se encontraba acomodando su equipaje cuando le comentó a su compañero: "Bueno, todavía me gustaría empacar una guía turística, una lámpara, un espejo, un telescopio, un libro de poemas, algunas biografías, un paquete de cartas, un himnario, una espada afilada, unapequeña biblioteca de 66 libros..." Al momento, su amigo le interrumpió: "Pero si apenas cuentas con unos quince centímetros en uno de los lados de tu equipaje. ¿Cómo crees que podrás acomodar allí todo eso?" El cristiano sonrió y sus ojos brillaron. "Eso será muy fácil", le dijo. "Verás, todo lo que tengo que hacer es colocar mi Biblia en el equipaje, pues ciertamente ella es todo eso que hemencionado." (1)
¡Qué concepción tan acertada! ¡Cuán útil y provechosa nos es la Palabra de Dios!
Si hay un asunto que debe ser considerado con especial atención por todo creyente, es el de su relación con la Escritura y el lugar que esta ocupa en su andar diario. Podría afirmarse, sin duda alguna, que es un asunto de vida o muerte. ¡Y las palabras de Dios nos traen vida! Jesús mismo lo afirmó:“...las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Jn. 6:63). La vida tiene el poder de transformar, regenerar, dar crecimiento, transformar. Esto es verdad para cualquier organismo vivo, pero de igual forma aplica al plano espiritual. La vida de Dios en el corazón humano producirá siempre cambios radicales y permanentes. No hay poder que se le asemeje. Ningún razonamiento humano, ningunafilosofía, por muy trabajada que parezca o por muchos seguidores que pueda tener, ha logrado en el hombre cuanto ha logrado por los siglos la Palabra viva de Dios.
Cuando esta haya cabida en nosotros, el proceso de caos y muerte se detiene, mas aun, se revierte. Comenzamos a darnos cuenta que hemos “nacido de nuevo”. Y, de allí en adelante, comenzamos a vivir un nuevo proceso, el de la renovación yla transformación. Comenzamos a cambiar, a crecer. Al igual que lo hicimos en lo físico, ahora comenzamos a experimentarlo en lo espiritual.
Por otra parte, no sólo se espera del creyente, como nueva criatura, que crezca y madure en su vida cristiana, se espera así mismo que lo refleje por medio de frutos. En condiciones normales toda planta con vida, crece y da frutos, y uno de estos frutosespirituales es el servicio cristiano, no sólo a Dios, pero también al prójimo. Debe ser un proceso normal: Nacemos de nuevo, crecemos en fe, llevamos frutos para Dios y nos reproducimos en otros.
Para todos estos propósitos nos es infinitamente útil la Palabra de Dios. Por un lado, nos cambia, nos transforma, pero al mismo tiempo nos capacita para servir al Señor y para serle útil en laproclamación de Su verdad y en la extensión de Su reino.
Por tal motivo, es necesario reconocer y entender la naturaleza de estas palabras divinas, el poder que en ellas reside, el propósito por el cual nos han sido dadas y la respuesta o actitud que se espera tengamos hacia ellas. Todo esto lo encontramos reflejado, de forma vívida, en los versículos 16 y 17 de la Segunda Epístola de Pablo a Timoteo:

(1)Tomado de 2000+ Bible Illustrations. Traducido y adaptado por el expositor.
“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.
¡Qué pasaje tan enriquecedor! Que por medio de este estudio podamos acercarnos a él con el auxilio delEspíritu de Dios y meditemos en cada una de las ideas que Dios tenga a bien transmitirnos por su intermedio.

I. LA NATURALEZA ESPECIAL DE LA PALABRA DE DIOS
“Toda la Escritura es inspirada por Dios...”

El Creador del Universo, nuestro Hacedor, Quien sostiene todas las cosas con la palabra de Su poder, el Dador de la vida, Él mismo nos ha dejado Su santa y bendita Palabra. De Él provino, de...
tracking img