El ponche de los deseos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1079 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Era la última tarde del año y había oscurecido demasiado pronto. Nubes negras habían entenebreci¬do el cielo, y una tempestad de nieve azotaba desde hacía horas el Parque Muerto.
En el interior de Villa Pesadilla no se movía nada, excepto el tembloroso resplandor del fuego que ardía con llamas verdes en la chimenea abierta y sumergía el laboratorio mágico en una luz espectral.

El reloj depéndulo descargaba sus golpes de martillo.

Reloj: -¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!

Así pues, eran las cinco.
De ordinario, Belcebú Sarcasmo, Consejero Se¬creto de Magia, se ponía de buen humor cuando lo oía dar las horas. Pero aquella tarde de San Silvestre le echó una mirada más bien pesarosa… esa noche le iban a pedir cuentas.

Sarcasmo y oruga

Sarcasmo: Al menos el elixir 92 tendría queestar terminado hoy. Siempre que no venga a interrumpirme el maldito gato.

Oruga, sentado en unas de las 2 sillas, suelta una leve tosecilla.

Sarcasmo: ¿Quién es usted?
Oruga: ¿Tengo el placer de hablar con el Consejero Secreto Doctor Profesor Belcebú Sarcasmo?
Sarcasmo: Tiene usted ese placer. ¿Y...?
Oruga: Permítame que me presente. Me llamo Oruga, Maledictus Oruga.
Sarcasmo:¿Y qué le da derecho a importunarme?
Oruga: ¡Oh! Señor, no debería hacer una pregunta tan necia.
Sarcasmo: ¿Acaso viene usted de...?
Oruga: Exacto. De allí. (Señala hacia abajo)
Sarcasmo: ¡Qué horror!
Oruga: Lo es, señor mío. Vengo por encargo personal del Ministro de las Tinieblas.
Sarcasmo: ¿Y en qué consiste su encargo?
Oruga: Usted conoce, sin duda, este contrato, señorConsejero. En él, Su Excelencia le otorgan a usted, poderes extraordinarios sobre la naturaleza entera y sobre los hombres. A cambio de cumplir (haciendo referencia al contrato) antes de fin de año todas estas malvadas misiones. Sr. Consejero, cumplió usted solo la mitad. Y usted sabe qué sig¬nifica eso para Su Excelencia.
Sarcasmo: (que ya había intentado interrumpir al visitante): Pero todavía no seha acabado el año. ¡Por todos los diablos! Aún estamos en la tarde de San Silvestre. Tengo tiempo hasta medianoche.
Oruga: Es cierto ¿Y piensa usted... realizar todo lo que falta en las pocas horas que quedan?
Sarcasmo: ¡Naturalmente!... No, imposible.
Oruga: Ya lo suponía.
Sarcasmo: No depende de mi mala vo¬luntad, que la tengo en abundancia, créame.
Oruga: ¿De verdad?
Sarcasmo:Haré todo lo que falta. De eso puede estar seguro, Su Excelencia.
Oruga: ¿Lo hará?
Sarcasmo: ¡Maldita sea! Han surgido ciertas complicaciones que me han impedido…
Oruga: ¿Complicaciones?
Sarcasmo: Precisamente por mis grandes logros, la naturaleza empieza ahora a defenderse, sólo que no sabe exactamente contra quién. Me ha costado mucho trabajo y tiempo neutralizar a todos los seresfantásticos que habían averiguado algo sobre nosotros, señor Gusano...
Oruga: Oruga.
Sarcasmo: ¿Cómo? ¡Ah, sí! Señor Oruga. Disculpe. Como decía, a sido muy difícil, han empezado a sospechar los animales, han convocado un consejo supremo y enviaron agentes secretos en todas las direcciones para descubrir la causa del mal. Desgraciadamente tengo uno en casa. Se trata de un gato pequeño. Por fortuna,no es muy avispado. Ahora está durmiendo a causa de tanto somnífero que le administro. Lo he alimentado espléndidamente. ¡El pobre imbécil me ado-ra! Pero usted comprenderá, señor Gusano...
Oruga: ¡Oruga!
Sarcasmo: Perdón, perdón. Ha sido agotador trabajar y, al mismo tiempo, engañar constantemente a ese espía.
Oruga: Es triste, realmente triste. Pero eso es su problema, amigo mío. ¿O meequivoco?
Sarcasmo: Créame, señor: yo habría disecado hace tiempo ese gato, pero eso habría alarmado a los Animales y se pondrían en guardia, ¡imagínese! es mucho más difícil dejar fuera de combate a los animales, que a los hombres. Con los hombres apenas hay dificultades. Tenga la bondad de explicarle esto a Su Excelencia Infernal, su querido jefe.
Oruga: Transmitir explicaciones no es...
tracking img