El posicionamiento básico ante conflictos, ejercicio del rol docente.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2803 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ejercicio del rol docente.
Dimensiones de análisis y Posicionamiento Básico ante el Conflicto.

"La búsqueda humana más importante es
la de esforzarse por la moralidad de nuestra acción.
 Nuestro equilibrio interno
y el de  la existencia dependen de eso.
Sólo la moralidad en nuestras acciones
le puede dar belleza y dignidad a la vida.
 Hacer de eso una fuerza viva y consciente es,
 talvez, la tarea principal de la educación".
Albert Einstein

El trabajo del adulto en las instituciones educativas supone un posicionamiento respecto del rol, en primer término, como adulto y además como educador.
Revisar el rol del adulto nos obliga a pensar una definición clara de asimetría ya no entendida como tradicionalmente funcionó desde el lugar de supuesto saber del adulto yen ocasiones del abuso de autoridad, sino como figura de protección del fuerte sobre el débil, del adulto sobre el cachorro.
El adulto, ya formado y capacitado debe, desde la ética y desde la ley, acompañar el crecimiento del niño y el joven, protegiéndolo; el docente adulto deberá realizar el andamiaje necesario para que el alumno transite el proceso de aprendizaje.
En estequehacer, el docente se encuentra ante la permanente aparición de conflictos que superan su capacitación inicial en la didáctica especial para la que se formó.
Para pensarla hay que plantear diferentes dimensiones de análisis que develan la limitación de suponer que solo se trata de una cuestión de formación.En primer lugar, debería pensarse la dimensión ética. El estado de desprotección y abandono (real o simbólico) que hoy rodea a nuestrosjóvenes está en mucho relacionado con los altos índices de marginalidad y autodestrucción (en muchas de sus formas, incluido el consumo) a los que se encuentran sometidos. Comenzando por las políticas públicas de las últimas décadas, que los ubica en un claro lugar de consumidores y siguiendo por los contundentes cambios socioculturales y económicos que reubicaron a los padres, amigos, vecinos,rompiendo redes y costumbres tribales de barrios y comunidades, que oficiaban como contención en el crecimiento. Encontramos hoy un índice se soledad altísimo en los jóvenes, cada vez más vulnerables, sin referentes adultos que “los miren”.
Esta primera dimensión nos ubica claramente en la siguiente, que plantea la subjetividad del adulto marcando diferentes recorridos y posturas ante laproblemática, posturas que van desde la negación, hasta la preocupación permanente por el otro que a veces obtura la tarea. Esta segunda dimensión es la del compromiso. Sin duda se encuentra condicionada tanto por la historia y el recorrido personal de cada profesor como por su biografía escolar y modelo histórico de docente que él ha tenido como alumno.
Cada uno responderá a las situaciones que leplantee la vida desde esta diferencia fundante que lo hace único, histórico, social, sujeto del inconsciente. Esto hará que se plantee ese abanico de respuestas posibles que hará que no solo pensemos en la dimensión ética, fundamental y necesaria para que se de el compromiso, sino en que hablamos de personas, sujetos que responden como pueden a aquello que desestructura lo esperado.
Y el maestroespera ir a la escuela a enseñar y encuentra que la escuela lo supera en tanto es habitada por otros sujetos, que brecha generacional mediante, no accionan como él suponía. Es muy difícil que vea que su condición de sujeto lo limita más allá de la formación, por lo que en muchos casos se convencerá de que sencillamente “no se lo preparó para esto”.
Encontramos aquí una afirmación...
tracking img