El presente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2001 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Autor
Datos Biográficos:
Spencer Johnson es un escritor y psicólogo estadounidense que nació en Mitchell, en Dakota del Sur. Se licenció en psicología en la Universidad de California del Sur en 1963, especializándose en el Royal College of Surgeons en Irlanda.
Es conocido sobre todo por el éxito internacional ¿Quién se ha llevado mi queso? y por El ejecutivo al minuto, un libro dedicado a lagestión personal inspirándose en la gestión empresarial, junto con el asesor Kenneth Blanchard. Ha sido director médico de comunicación de Medtronic, la empresa que inventó los marcapasos, e investigador para el Instituto de Estudios Interdisciplinarios, entre otros muchos puestos, y sus libros han aparecido en diversos medios, desde la CNN hasta publicaciones como USA Today o el New York Times. Hasido traducido a más de veinte lenguas distintas.
Introducción
Esta es la historia de un joven que pasa toda su vida buscando El Presente, considerado el mejor regalo que cualquiera pueda recibir, y que descubre la importancia de vivir el "aquí y ahora".
El Presente nos puede traer felicidad y éxito tanto en nuestra vida personal como en nuestro desempeño laboral, y nos permitirá concentrarnosmás, adaptarnos mejor y, sobre todo, apreciar y disfrutar más de todo lo que nos ofrece la vida.
RESUMEN
EL PRESENTE.
La historia de El presente
El joven supo sobre El Presente gracias a su amigo: el viejo sabio, según este último, el presente hace que las personas sean más felices y que estén mejor preparadas para hacer lo que tengan que hacer. Maravillado por semejante noticia, el joven sepreguntó cuántos cumpleaños y Navidades pasarían antes de recibir El Presente.
Dado que eran amigos desde hacía algún tiempo, el viejo observaba al joven cada vez que tenía la oportunidad.
A veces, lo veía columpiarse felizmente de un árbol cercano disfrutando el momento al máximo; y a veces, los sábados en la mañana, lo veía cómo disfrutaba de cortar el césped.
El joven creció con gran ilusióny emoción sobre el presente.

Ocasionalmente, cuando su juvenil curiosidad despertaba, le hacía preguntas al viejo. Le preguntaba si el presente era como una varita mágica capaz de hacer todos los deseos realidad, o una máquina del tiempo capaz de transportarlo a cualquier lugar, o algo que lo podía hacer muy rico.
A lo que el viejo contestaba: Cuando recibes El Presente, ya no sueñas conestar en otro lugar. El presente te puede dar mucha riqueza. Pero su valor no se mide sólo en oro o dinero.
Cuando el joven llegó a la adolescencia, estaba más ansioso por el presente, y más confundido. Frustrado por no haberlo recibido aún, renunció a buscarlo.
Sin embargo, el viejo lo alentó y trató de explicarle más sobre el presente. Hizo que el joven recordara algunos de sus mejores momentos deniñez, como cuando cortaba el césped. El joven era feliz cortando el césped porque le gustaba hacerlo, estaba concentrado y sólo pensaba en cortar el césped en ese momento.La concentración y la atención que ponía en aquella tarea era lo que lo hacía feliz. "Ya sabes qué es el presente. Ya sabes dónde conseguirlo. Y ya sabes de qué modo puede hacerte feliz y exitoso.
Lo conocías mejor cuando erasmás joven. Simplemente, lo has olvidado", le decía el viejo. Pero el adolescente no entendía aún lo que el viejo le quería decir.
El adolescente llegó a la adultez y se dedicó a buscar el presente por él mismo. Leyó libros, artículos y revistas pero en ninguno se mencionaba el presente. Cansado, desanimado y decepcionado, el joven dejó de buscar.
Pasaron los años y el joven consiguió un empleo.Pero, en el trabajo, nunca lograba terminar sus tareas. Siempre estaba preocupado por muchas otras cosas: las reuniones, otros proyectos, el horario. Hasta le costaba concentrarse en los proyectos actuales. Era tan ineficiente que no recibió el ascenso que tanto esperaba. Tras semejante frustración, el joven se cansaba y se decepcionaba día tras día. Y su vida personal no iba mejor. Tras romper...
tracking img