El principe de maquiavelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1474 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRINCIPE
Los principados son hereditarios, cuando una misma familia ha reinado en ellos largo tiempo, los principados nuevos son como miembros agregados al estado. Es más fácil conservar un estado heredado, ya que está acostumbrado a una forma de gobierno que uno nuevo, ya que con solo no alterar la forma de gobernar de los príncipes anteriores, y ser tolerante con los diferentes cambios quese lleven a cabo. Si el príncipe emplea su inteligencia se mantendrá siempre, a menos que por algún problema que se le presente salga del o sea echado de este mismo.
El príncipe nuevo que considere que necesita defenderse de enemigos, conquistar hombres para tener amistades, vencer por diferentes medios ya sea fuerza o fraude, hacerse amar o que sus habitantes le teman, tener el respeto yobediencia de los soldados, eliminar a los que no le ayuden sino lo contrario, remplazar con nuevas leyes lo ya existente, ser duro y amable, liberal, destruir las milicias infieles, crear nuevas, conservar las amistades que le sirvan de buen grado de reyes y príncipes. Pues los hombres ofenden por miedo o por odio.
El príncipe necesita contar con el cariño del pueblo pues de lo contrario no tieneremedio en la adversidad. Ya que un príncipe valiente que no se acobarda ante la adversidad debe reflejárselo a su pueblo, para que él se sienta orgulloso de haber depositado su confianza en él. Por lo que un príncipe debe hallar la manera de que los ciudadanos siempre y en todo necesiten del estado y de él. Para que siempre le tengan fidelidad y respeto.
Se consideran capaces de poder mantenerse porsí solos, a los que, o por tener muchos hombres o dinero, pueden elevar un ejército que se haga respetar y dar batalla a quien se atreva a atacarlos. Ya que quien tiene bien fuerte su ciudad, y no es odiado por el pueblo. También nos dice que en un momento dado, si el príncipe es sabio no le costara mantener el ánimo de sus seguidores o pueblo. Durante cualquier ataque, siempre y cuando no secarezca de alimentos, ni medios de defensa.
Para un príncipe debe tener buenos cimientos de su poder porque de lo contrario fracasaría, y estos cimientos indispensables, son las buenas leyes y las buenas tropas; y como dicen, donde hay buenas tropas por fuerza hay buenas leyes. En un principado o una republica deben existir sus milicias propias; que, en un principado, el príncipe debe dirigir lasmilicias en persona y hacer el oficio de capitán; y en la republicas, un ciudadano, si no es apto se le debe cambiar y si lo es, sujetarlo por medio de leyes.
Si un hombre, que en todos lados quiera hacer meritos de buena persona, no puede evitar perderse entre tantos que no lo son. Por lo que se hace necesario, que todo príncipe que quiera mantenerse aprenda a no ser bueno, y a ensayarlo o no deacuerdo con la necesidad. Dejando pues, a un lado las fantasías y preocupándonos solo en las cosas existentes. En particular los príncipes son juzgados por algunas de esas virtudes. Uno es llamado despilfarrador, otro tacaño; uno traidor, otro leal; uno afeminado, otro decidido y animoso, uno humano, otro soberbio etc. Como es imposible que un príncipe tuviera lo que es considerado bueno, leconviene al príncipe ser tan cuerdo que sepa evadir la pena de aquellas que le significarían la pérdida del estado.
Cuando un príncipe quiere conseguir fama de generoso ante los hombres, y suele suceder que un príncipe acostumbrado a proceder así se gastara en sus obras todas sus riquezas, y se verá obligado a imponer excesivos tributos, a ser riguroso en el cobro y lo que se tenga que hacer para tenerdinero. Lo cual causara el desprecio de sus ciudadanos; ya que nadie lo estimara, ya que será pobre. Por eso nos dice que es mejor que el príncipe sea considerado tacaño y solo así podrá realizar algo de provecho y no fracasar.
 
Todos los príncipes deben desear ser tenidos por clementes, y no por crueles. Por lo tanto un príncipe no debe inquietarse por que lo llamen cruel, siempre y cuando...
tracking img