El principe de nicolas maquiavelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1409 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 15 De las cosas por las que los hombres, y especialmente los príncipes, son alabados o censurados
Un príncipe puede ser alabado o censurado, el quinceavo capítulo aborda el tema de la siguiente manera: Para empezar recomienda no rodearse de gente de dudosa integridad, generalmente, las obras buenas del monarca se ven entorpecidas por incapaces asistentes. Es importante subrayar que unpríncipe no debe ser bueno en ciertos casos, a menudo la mano dura es necesaria para infundir respeto al monarca. Las alabanzas y las censuras son un reflejo de su desempeño. Saberse digno e infundirlo al pueblo es tarea de cada día.
CAPITULO 16 De la liberalidad y de la avaricia.
Un príncipe debe ser liberal en proporción a la temeridad que pudiera perder. Ahora bien, la liberalidad no seencuentra reñida con la suntuosidad de un  gobierno operante. Sin embargo, resulta necesario recordar que el excesivo gasto de la corte, producirá una subida de impuestos que no serán vistos con buenos ojos por los súbditos. A la postre, el odio hacía el príncipe se extenderá por todos los rincones de su reino. La avaricia descubierta de un rey, no lo tomará por sorpresa si el príncipe prevé a susgobernadores, existe ejército para la defensa, y sobretodo, no se sufre de. La avaricia es uno de los vicios que aseguran el reinado.
 CAPITULO 17 De la clemencia y de la severidad, y si vale más ser amado que temido
es donde se lee que para un rey más vale ser temido que amado. Un príncipe, apunta Maquiavelo, debe aspirar a que se le repute por clemente y no por cruel, sin embargo, el mal uso de laclemencia puede traer consecuencias indeseadas. El mandatario se hará temer sin caer en el horror, esto producirá un respeto por la mano dura pero necesaria, de igual manera, el ejército mantendrá coherencia y fidelidad ante un líder enérgico que sabe lo que quiere.
Además, se punta que para defenderse, el príncipe hace uso de dos recursos: la ley y la fuerza. Uno de orden intelectual y otroproveniente del lado irracional, y como nunca bastará con el primero, se recurre al segundo.
 CAPITULO 18 De qué modo deben guardar los príncipes la fe prometida
la fe dada de los príncipes- se lee: No hace falta que un príncipe posea todas las virtudes, pero conviene que aparente poseerlas.
También recomienda no apartarse del bien y saber obrar mal cuando no quede otro recurso. De alguna manera,Maquiavelo escribió un completo tratado del poder, siguiendo con el capítulo, recuerda que además de las virtudes, un príncipe necesita también, de una religión.  
CAPITULO 19 El príncipe debe evitar ser aborrecido y despreciado
Maquiavelo dedica un capítulo a la manera como un príncipe debe evitar ser aborrecido y despreciado. Evitar la rapacidad es básico por ello no resulta recomendableusurpar propiedades de súbditos, o perseguir mujeres ajenas. Las condiciones para que un monarca sea menospreciado son que adopte una actitudvariable, ligero, afeminado, pusilánime, e irresoluto.   
Sólo a dos cosas debe temer el príncipe: a) la gestación de una rebelión interna y b) el ataque de alguna potencia extranjera. Lo segundo lo evita fomentando fuertes alianzas y fortaleciendo a su ejército.Lo primero lo tiene que prevenir evitando ser un soberano aborrecido por su pueblo. Los conspiradores pensarán dos veces su acometida si se enfrentan a una reacción popular en contra de los perpetradores. Un rey amado siempre será extrañado.  
CAPITULO 20 Si las fortalezas y otras muchas cosas que los príncipes hacen son útiles o perjudiciales
trata sobre lo útil o vano que resulta laconstrucción de fortalezas.
Con respecto a la seguridad del estado, Maquiavelo enumera las posibilidades del príncipe. Ningún príncipe que se respete a desarmado a sus súbditos. Al armarlos, arma su población y adquiere nuevos fieles que anteriormente, desconfiaban de él. Desde luego no arma a todos, sino aquellos que sabe obtendrá favores. Aquel que desarma a sus súbditos, no sólo manifiesta su absoluta...
tracking img