El principe maquiavelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (778 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
DE LA CRUELDAD Y LA CLEMENCIA; Y SI ES MEJOR SER AMADO QUE TEMIDO, O SER TEMIDO QUE AMADO.
Todos los príncipes deben desear ser tenidos por clementes y no por crueles. César Borgia era consideradocruel, pese a lo que fue su crueldad la que impuso el orden en la Romaña, la que logró su unión y la que la volvió a la paz y a la fe. Por lo tanto, un príncipe no debe preocuparse porque lo acusen decruel, siempre y cuando su crueldad tenga por objeto el mantener unidos y fieles a los súbditos.
Entonces, existe una cuestión para ellos: si vale más ser amado que temido, o temido que amado. Nadamejor que ser ambas cosas a la vez, pero es difícil reunirlas, y es por eso que es más seguro ser temido que amado; porque la mayoría de los hombres son ingratos, simuladores, cobardes ante el peligroy ávidos de lucro. Mientras les haces bien son completamente tuyos, pero cuando la necesidad se presenta se rebelan. Los hombres tienen menos cuidado en ofender a uno que se haga amar que a uno que sehaga temer; el amor es un vínculo de gratitud que los hombre rompen cada vez que pueden beneficiarse, pero el temor es miedo al castigo que no se pierde nunca.
El príncipe debe hacerse temer de modoque evite el odio, por eso debe de abstenerse a apoderarse de los bienes y de las mujeres de sus ciudadanos y súbditos, no proceder contra la vida de alguien, solo cuando haya la justificaciónsuficiente, pero sobre todo, abstenerse de los bienes ajenos, ya que para los hombres lo más importante es lo material.
DE QUÉ MODO LOS PRÍNCIPES DEBEN CUMPLIR SUS PROMESAS.
Un príncipe que cumple lapalabra dada, que obra con rectitud y no con doblez, es digno de alabanza. En nuestros tiempos ya no es así; y sólo hay dos maneras de combatir esto: la primera es con las leyes, y la segunda, con lafuerza. La primera es distintiva del hombre, mientras que la segunda, de la bestia. Pero como a menudo la primera no basta, es forzoso recurrir a la segunda. Un príncipe debe saber entonces comportarse...
tracking img