El principe pajaro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (900 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 13 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El príncipe pájaro
Había una vez un rey que tenía un hijo que era muy malo, que cuando era chico se iba por ahí sin avisar a sus padres y, además, le pegaba a los criados.
Cuando el niño ya se hizomayor, le dio por jugar a las cartas y en eso se gastaba todo el dinero que llegaba a sus manos. El padre, como era rey, vivía abochornado por ese hijo tan desgraciado que tenía, así que un díapensó: “Lo voy a encantar en un pájaro a ver si se enmienda”. Habló con gente que sabía de encantamientos y lo encantaron en un pájaro. Justo lo que quería el rey.
Mientras tanto, el muchacho se habíaechado una novia. Y desde que lo encantaron, todos los días, el príncipe pájaro entraba a las doce en punto en la habitación de su novia. Ella dejaba abierta las ventanas y él venía volando y se colaba.Pero un día la muchacha no se acordó de abrir las ventanas y el pájaro, confiado, se chocó con el cristal. Se hirió la cabeza y se enfadó con la novia, y le dijo:
-Ahora, si me quieres ver más,tienes que ir sola al Castillo de Irás y No Volverás.
Pasaron varios días y el pájaro no aparecía por las ventanas, así que la muchacha no tuvo más remedio que ir al castillo. No había caminado muchocuando se encontró con un águila, un cuervo y una hormiguita que se estaban peleando por comerse un burro. Pero armaban tanto lío que no se les entendía nada. Entonces la muchacha les preguntó:
-¿Quépasa? ¿A qué viene tanto ruido?
Y los animales le contestaron:
-Es que estamos peleándonos por comernos este burro.
-No pelen más. Yo haré las particiones. Toma, hormiguita, para ti la cabeza, quetiene sitios pequeños por donde tú te puedes meter. Toma, cuervo, para ti las patas, que tienes un pico fuerte para romper los huesos. Y toma, águila, para ti las tripas, que tú no tienes dientes.
Sepusieron a comer y, cuando se fue la niña, dijo el águila:
-Hay que ver lo bien que ha hecho las particiones y no le hemos dado ni las gracias.
-Pues llámala, que se las vamos a dar.
Fue el águila...
tracking img