El principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1844 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANÁLISIS

Antes que todo hay que aclarar que el Príncipe es un producto típicamente renacentista, ya que se ha visto que en el campo de las ciencias y del pensamiento en general, el Renacimiento aporta dos novedades sustanciales que son: el dato experimental como punto de arranque de la inducción científica, y la independizarían de las ciencias con respecto a aquella unidad teológico-filosóficaque preside el pensamiento de la Edad Media. Y aunque actualmente esta separación ya sea algo normal, en el siglo XVI suponía una lucha a veces violenta con los sustentadores de la vieja unidad, rota ya en parte por el Humanismo y mucho más por el Renacimiento.

A Maquiavelo cabe el descubrimiento de la posibilidad de una política y por lo tanto, de una ciencia política autónoma, independientede los antiguos principios generales y al margen de consideraciones del orden moral. Lo que guía a esta ciencia son motivaciones como la utilidad, el valor, la virtud, la fuerza, la astucia, la fortuna y la audacia entre otros. Estas ideas están en concordancia con las de otro pensador de la época, Jean Bodin.

La doctrina de Maquiavelo no era, en su época, una cosa puramente “libresca”,conocida nada más por un pequeño grupo de pensadores. El de Maquiavelo, es el estilo de un hombre de acción que quiere mover a la acción; él no quería que sus ideas quedasen en la nada sino que movieran a los hombres hacia la política, especialmente a los italianos.

Otro aspecto interesante de esta obra es que Maquiavelo deja de lado las cosas imaginadas acerca del príncipe para describir las que sonverdaderas. Él parte de realidades, a veces experimentadas personalmente, y nunca se sale del terreno de lo real capaz de ser probado por experimentación directa, lo que va de acuerdo a lo que el Renacimiento planteaba. Porque al leer la obra se observará que son muchas las lecturas que manifiesta Maquiavelo: Tito Livio, Herodiano, Homero, Jenofonte, Polibio citando a los más antiguos; y estaslecturas no sirven para crear una teoría universal, sino solamente para ejemplificar con datos bien concretos lo que el autor ve en la realidad que lo rodea, porque ,como ya hemos mencionado, Maquiavelo se limita a describir lo que los hombres hacen realmente: lo que son, no lo que debieran ser.
Si bien en los once primeros capítulos de su obra traza el autor un panorama completo de las diferentesclases de principados y de ejércitos, en el conjunto del libro es evidente su propósito de referirse al “príncipe nuevo”, es decir al hombre que llega al poder en un Estado no por derechos hereditarios o de sucesión dinástica sino por diferentes factores, que pueden ser: la propia virtud, la buena fortuna, el favor del pueblo que lo elige, la ayuda de los nobles o la colaboración militar de otrospríncipes.
Para cada uno de estos casos Maquiavelo muestra causas y motivaciones, analiza posibles peligros y desequilibrios del poder o de las relaciones de éste con los súbditos y con los nobles y poderosos del Estado. Se ponen ejemplos antiguos y modernos (muchos de estos últimos provienen de experiencias personales), que dan consideraciones prácticas que nunca quieren ser leyes universales,sino sólo ejemplos.

“El fin justifica los medios”

Cabe aclarar que esta frase no se encuentra textualmente en ninguna parte del libro, pero son varios lo párrafos del mismo que dejan entrever esta idea, como por ejemplo: “Es de saber que hay dos modos de combatir: el uno, mediante las leyes; el otro, por la fuerza. El primero es propio del hombre; el segundo, de las bestias. Pero como a vecesel primero no basta, conviene recurrir al segundo. De ahí que, al príncipe sea
necesario saber usar debidamente tanto la bestia como el hombre.” (Nicolás Maquiavelo- El Príncipe- Cap.XVIII- pág.81)

“El príncipe, por lo tanto, ni puede ni debe cumplir la palabra dada si eso le perjudica y si desaparecieron los motivo s de su promesa. Si todos los hombres fueran honestos, este principio no...
tracking img