El principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6172 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PAUL VERLAINE
Poemas

Biografía
Nació el 30 de marzo de 1844, en Metz, hijo de un oficial del Ejército. Cursó estudios en el liceo Bonaparte de París. Inicia estudios de derecho trabajando como empleado en una compañía de seguros y en ayuntamiento de París durante siete años. Se relaciona con poetas parnasianos aprovechando los cafés para escribir versos. Aparece en la Revue du progrès moralel primer poema augurando una obra, con un toque dirigido a la epoca moderna vagabundea en el umbral de la modernidad. Sus primeras obras como, Poemas saturnianos (1866) y Fiestas galantes (1869), exponen el rechazo al romanticismo parnasiano. El 11 de agosto de 1870 se casa con Mathilde Mauté de Fleurville -que apenas tenía dieciséis años-, a bandonando a su esposa dos años después para viajar yvivir con el poeta de 17 años Arthur Rimbaud. Estando ebrio, hirió a Rimbaud de un disparo, por lo que pasa dos años en prisión. Su colección Romanzas sin palabras (1874), escrita durante el tiempo que paso en la cárcel, está basada principalmente en la relación con Rimbaud. Su reconversión le inspiró un volumen de poesía religiosa titulado Sabiduría (1881). En Inglaterra fue profesor de francésregresando a Francia después donde dio clases de inglés. a su alumno Lucien Létinois, al que llamaba, hijo adoptivo, dedicó muchas de las elegías de Amor (1888). Se publicó Los poetas malditos (1884), obra crítica, y Antonio y ahora (1884), colección de poemas, y así se convierte en poeta simbolista. Escribió prosa autobiográfica, como Memorias de un viudo (1886), Mis hospitales (1891) yConfesiones (1895).

Falleció el 8 de enero de 1896 en París.

SERENATA Como la voz de un muerto que cantara Desde el fondo de su fosa, Amante, escucha subir hasta tu retiro Mi voz agria y falsa. Abre tu alma y tu oído al son De mi mandolina: Para ti he hecho, para ti, esta canción Cruel y zalamera. Cantaré tus ojos de oro y de ónix Puros de toda sombra, Cantaré el Leteo de tu seno, luego el Styx Detus cabellos oscuros. Como la voz de un muerto que cantara Desde el fondo de su fosa, Amante, escucha subir hasta tu retiro Mi voz agria y falsa. Después loare mucho, como conviene, A esta carne bendita Cuyo perfume opulento evoco Las noches de insomnio. Y para acabar cantaré el beso De tu labio rojo Y tu dulzura al martirizarme, ¡Mi ángel, mi gubia! Abre tu alma y tu oído al son De mi mandolina:Para ti he hecho, para ti, esta canción Cruel y zalamera.

MI SUEÑO FAMILIAR

Tengo a veces un sueño penetrante De una mujer desconocida a la que amo y que me ama Y que no es, cada vez, en absoluto la misma Ni es otra, y me ama y me comprende. Porque ella me comprende, y mi corazón transparente Para ella sola, ¡ay!, cesa de ser un problema Para ella sola, y los sudores de mi frente pálida Ellasola los sabe refrescar, llorando.

¿Es morena, rubia o pelirroja? Lo ignoro ¿Su nombre? Recuerdo que es dulce y sonoro Como los de los amados que la vida exilia. Su mirada es parecida a la mirada de las estatuas Y, en su voz, lejana, calma y grave, tiene La inflexión de las voces queridas que se han matado.

A UNA MUJER

A usted, estos versos, por la consoladora gracia De sus ojos grandesdonde se ríe y llora un dulce sueño; A su alma pura y buena, a usted Estos versos desde el fondo de mi violenta miseria. Y es que, ¡ay!, la horrible pesadilla que me visita No me da tregua y, va, furiosa, loca, celosa, Multiplicándose como un cortejo de lobos Y se cuelga tras mi sino, que ensangrienta. Oh, sufro, sufro espantosamente, de tal modo Que el primer gemido del hombre Arrojado del Edénes una égloga al lado del mío. Y las penas que usted pueda tener son como Las golondrinas que un cielo al mediodía, Querida, en un bello día de septiembre tibio.

GROTESCOS Sus piernas por toda montura, Por todo bien el oro de sus miradas, Por el camino de las aventuras Marchan harapientos y huraños. El prudente, indignado, los arenga; El tonto compadece a esos locos aventurados; Los niños les...
tracking img