El principe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2125 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRINCIPE

EL PRINCIPE: NICOLAS MAQUIAVELO

Nicolás Maquiavelo vive en Florencia, la Florencia de los Médicis. Fue conocido como el secretario florentino y desempeñó un papel importante en diversas misiones y embajadas. Colaboró en el equipo de César Borgia, uno de los cuatro hijos naturales que el Papa español Alejandro VI reconoció en público. Conoció desde dentro un mundo de intrigas,conspiraciones, crímenes y atrocidades en el que los políticos predicaban desde la hipocresía más refinada el amor desinteresado, la igualdad, la solidaridad y todas las virtudes humanas.
Al caer en desgracia César Borgia y al volver los Médicis al poder en Florencia, Maquiavelo perdió su puesto diplomático y fue torturado y encarcelado. Al salir de la cárcel, se retiró con su mujer e hijos a unamodesta granja en los aledaños de Florencia. Confesó que en ese momento no poseía “nada salvo un buen conocimiento del Estado”. Por sus cartas, nos enteramos de que el verdadero alimento que lo mantenía vivo era su conversación con los clásicos: Tito Livio, Aristóteles, Polibio y otro florentino al que su ciudad maltrató: Dante Alighieri.
En esa época, revisando su propia experiencia y lo queaprendió conversando con Tito Livio, escribió Il Principe (1531).

“A Nicolás Maquiavelo, le debemos hoy el término “maquiavelismo”. Su tratado sobre las condiciones que debe reunir el príncipe ha atravesado lugares y épocas llegando hasta nuestros días. El tratadista expone su visión sobre quién es el candidato idóneo para gobernar un país. Maquiavelo describe al hombre como mitad hombre y mitadbestia, y por eso, el príncipe debe gobernar al pueblo con leyes y con la fuerza bruta. A la vez, debe intentar que sus súbditos lo teman.”

“EL DEMIURGO DEL PODER”

En la escena cultural mundial y en el paso por la línea del tiempo, hemos visto crecer ideologías, formación de imperios y caídas de estos y a la cabeza de todo lo que ha surgido en nuestro diario vivir encontramos filósofos,ideólogos de creaciones sumamente valiosos y edificadoras, encontrando así marxistas, tomistas, franciscanos. Se trata de un legado cultural que se debe a individuos y pensadores concretos. Sin Marx no hay marxistas, sin Tomás de Aquino no hay tomistas y así sucesivamente.
Si nunca hubiese existido Nicolás Maquiavelo y si no nos hubiese legado su obra, no hablaríamos hoy de algo maquiavélicoo no calificaríamos unas intenciones determinadas de maquiavélicas. Su pensamiento e investigación creo una opción y una esperanza en el principado, llegando a pensar que el príncipe creara sus propias virtudes y valores como una opción de vida. No hay como alguien responsable, firme, de carácter y de valor con virtud para gobernar.  con las tres categorías conceptuales fundamentales de la obra ElPRÍNCIPE de Maquiavelo, como son la virtud, la fortuna y la razón de estado el “manual de los dictadores.”
Maquiavelo pinta al hombre con unas tintas en verdad maquiavélicas. Describe al hombre como mitad hombre y mitad bestia. El príncipe debe gobernar al pueblo con leyes, cosa propia de hombres y con la fuerza bruta y despiadada cosa propia de bestias: “El príncipe sabiendo que debeconvertirse en una bestia, debe elegir el ser zorro o león. Debe ser un león para aterrorizar a los lobos y debe ser un zorro para descubrir las trampas que puedan tender al león para atraparlo”.
El príncipe no debe intentar que sus súbditos lo amen sino que lo teman. Los hombres son “desagradecidos, volubles, falsos, cobardes y avariciosos”, sentencia Maquiavelo. “Antes olvidan la muerte de su padre quela pérdida de su patrimonio”. Por tanto, el príncipe debe ser astuto y pérfido, desleal y cruel. Debe eso sí, cuidar “su imagen”. Por tanto, el príncipe debe aparecer como un modelo de todas las virtudes, pero luego “para mantener al Estado, debe de infringir sin escrúpulos las reglas de la lealtad, de la amistad, de la humanidad y de la religión”.
Por otra parte “es imperativo que el príncipe...
tracking img