El problema de la categorizacion de la éstetica desde una perspectiva materialista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5572 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El problema de la categorización de la estética desde una perspectiva materialista
Jose Andrés Fernández Leost
Ensayo en torno a la cuestión de la autonomía del campo estético, enfocado desde el análisis de la filosofía del arte en la cultura moderna
En el siglo XVIII, a través de la obra de Alexander G. Baumgarten, la estética pasa a ser considerada disciplina autónoma, iniciando su andaduraentre los saberes filosóficos y científicos orientados hacia la adquisición de conocimientos. Desde este mismo origen sin embargo, el carácter dual de la esfera estética, desdoblada según la propia definición de Baumgarten en una ciencia del conocimiento sensitivo y una teoría de las artes liberales{1}, se ha seguido suscitando la cuestión de su estatuto gnoseológico, sin que hasta nuestros díasse haya llegado a una respuesta definitiva. El presente trabajo, presuponiendo como improcedente toda construcción de un campo de estudio que recurra a razonamientos metafísicos, tiene por objeto criticar el componente idealista que informa la constitución inicial de esta disciplina para, a continuación, sopesar la consistencia de una estética y, consiguientemente, de una filosofía del arte, que seatenga a una fundamentación materialista. En nuestra exposición por lo tanto, en aras de alcanzar una comprensión completa de lo que pueda ser un programa autónomo de estética materialista, nos veremos obligados a transitar por las sucesivas teorías sistemáticas y asistemáticas que, desde el siglo XVIII se han ocupado del asunto{2}. En este sentido, los resultados de nuestra investigaciónpretenden desembocar en una reconfiguración de la dimensión estética –no inédita ni desprendida de determinadas tradiciones académicas– cuyas líneas de trabajo sean susceptibles de enfrentarse a los tópicos de la disciplina sin recaer en los excesos de idealización, conceptualización o formalización, que como veremos, la historia nos muestra.
Sin pretensión de resultar excesivamente prolijos, se estimanecesario esbozar un panorama de la situación de la estética previo a su incorporación a los sistemas filosóficos dieciochescos. Así, la referencia a la teoría de la estética en la antigua Grecia posee la virtud de ubicarnos ante los conceptos nodales en torno a los que se articula genéticamente el campo –los de belleza, placer, bondad o mímesis–, si bien entonces su estudio no respondía todavíade un tratamiento sistematizado. En cualquier caso, la obra de Aristóteles contiene ya un aparato normativo desde el que se levanta una suerte de paradigma artístico que llegará hasta los albores de la modernidad. Distinguiendo según la tradición helénica entre el ámbito de lo bello y el del arte, Aristóteles se referirá a la bellas artes como un conjunto de actividades humanas que, porcontraposición a la artesanía, consiste en imitar a la naturaleza, no de manera absolutamente fiel, sino en tanto representación ejemplar de un motivo de interés general. Al igual que el concepto de belleza, informado por la bondad y el placer, lo artístico conservará un aspecto moral que, a través de la función catárquica que se le supone, enlaza con su filosofía teleológica, encaminada a la consecución dela felicidad. Esta breve incursión en la estética aristotélica{3} es pertinente en la medida en que desde ella se establecen las coordenadas por las que se va a desenvolver el discurso clásico, que asocia la belleza con cualidades tales como la armonía, la proporción y la conveniencia o adaptación entre la expresión de la experiencia interna y la realidad representada, resguardando el canon debelleza de todo patrón artificial, esto es, haciéndolo privativo del orden de la naturaleza en tanto intemporal. A este respecto es oportuno constatar el plano idealista del que no escapa tal concepción.
Dejando atrás la antigua Grecia, es ahora cuando de mano del orden clásico podemos situarnos en la antesala de la conformación de la estética como disciplina autónoma, subrayando la influencia del...
tracking img