El proceso edipico como inherente al ser humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1177 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PROCESO EDIPICO COMO INHERENTE AL SER HUMANO
JUAN CAMILO PEREZ LONDOÑO
A continuación, expondré algunas de las ideas fundamentales, acerca de la teoría del complejo de Edipo, basadas en los aportes y puntos de vista, de diferentes autores de la teoría psicoanalítica y psicodinámicas, tratando así de clarificar un poco acerca de cómo este proceso, es inherente al ser humano y marca laexistencia de las personas, repercutiendo directamente en la vida de los mismos.
Podría partir, mencionando la célebre figura de Sigmund Freud, quien al escribir su ópera prima Tótem y Tabú, en la cual, y tomando como fundamento la tragedia griega escrita por el autor clásico Sófocles y que cuenta con dicho nombre durante el año 1910; Freud resalta la constante ambivalencia que caracterizala relación con el padre en el complejo de Edipo y en la resolución o salida del complejo de castración, haciendo una analogía con esta tragedia griega.
Ahora bien, con respecto a los postulados fundamentales de dicha teoría, puede afirmarse que se trata de un fenómeno de orden universal que no depende de factores accidentales como se podrían considerar que son la religión, la cultura oinclusive el estrato socio económico de los individuos, pues afirmaba Freud con respecto a este que tiene sus orígenes en las primeras formas de organización de los seres humanos, es decir en las hordas, que estaban gobernadas por un patriarca o líder superior, quien acaparaba o se reservaba para sí “la posesión” de todas las mujeres de dicho grupo, por lo cual se configuraba un modelo endogámicoal interior de las hordas. Ante esta situación, los demás hombres o seres masculinos partes de la estructura social deciden dar muerte al líder del grupo y terminan por consumir el cadáver del mismo, en la denominada cena totémica. Sin embargo, tras dar muerte a la figura predominante surge entre los machos más jóvenes un sentimiento de culpa y arrepentimiento en ellos que conducen a lainstauración de la exogamia en detrimento del anterior modelo que se sustentaba con las relaciones entre los miembros de la misma familia, pues se generó entre los individuos el tabú acerca de poseer a las mujeres del mismo clan, a la par de la instauración de la totemización, es decir, el veto que se hace acerca del hecho por el cual se da muerte al padre.
No obstante, el símbolo del padre muertosigue conservando suma autoridad y poder, inclusive mayor que aquella con la que cuenta el padre vivo, puesto que el sentimiento de culpa de quienes dieron muerte a este, generan una retroactividad en cuanto al deber de obediencia y respeto. Es por esto entonces, que según Freud, estas prohibiciones que instaura el totemismo, en cuanto al hecho de dar muerte al padre y de el retorno a la endogamia,que bien se puede considerar como incesto, generan en los individuos una serie de deseos reprimidos, que a final de cuenta constituyen los dos pilares acerca del complejo edípico.
En cuanto a la generación de dicho complejo, se genera en la niña por cuanto en ella no se produce el fenómeno de la castración, es decir, que esta ingresará en dicho complejo por cuanto aprecia que en su figurafalta el falo del padre y por tanto concibe dicho faltante como un defecto que ella intentará reparar o compensar durante su crecimiento, por lo tanto, la niña entonces se acercará al padre en busca de aquello que le hace falta a su cuerpo. Planteaba además Freud, que la solución a dicho complejo se genera a partir de la instauración del núcleo del Superyó, esto es que la niña interioriza y asumela figura paterna como una autoridad, lográndose la identificación de la misma, que a fin de cuentas termina por lograr que la niña, al igual que lo hace el niño con su padre, aprenda a socializar y convivir con su rival, quien sería su madre para finalmente identificarse con ella.
Pero la construcción de esta teoría no se limitó a su padre y mentor Sigmund Freud, por el contrario contó...
tracking img