El profesor ziper y la famulosa guitarra electrica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5434 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PROFESOR ZÍPER Y LA FABULOSA GUITARRA ELÉCTRICA D.R. © Del texto: Juan Villoro, 1992 D.R. © De las ilustraciones: El Fisgón, 1992 D.R. © De esta edición: Sanlillana Ediciones Generales. S.A. de C.V., 2004 Av. Universidad 767. Col. Del Valle México, 03 100. D.F. Teléfono 5420 7530 www.airaguaraiiifantil.coni.mx Estas son las sedes del Grupo Santularia: ARGENTINA, BOI.IVIA, CHILH, COLOMBIA,COSTA RICA, ECUADOR, EL SAIVADOR ESPAÑA, ESTAIX>S UNIDOS, GUATEMALA, MÉXICO, PANAMÁ, PI-RÚ. PIUÍRTO Rico RiipúBMCA DOMINICANA. URUGUAY Y Primera edición en Alfaguara: 1993 Primera edición en Editorial Santularia. S.A. de C.V.: agosto de 2002 Primera reimpresión: octubre de 2002 Segunda reimpresión: febrero de 2003 Tercera reimpresión: agosto de 2003 Primera edición en Santularia Ediciones Generales,S.A. de C.V.: junio de 2004 Primera reimpresión: agosto de 2004 Segunda reimpresión: agosto de 2005 Tercera reimpresión: abril de 2(X)9 ISBN: 978-968- 1 9-0206-S1 Diseño de la colección: José Crespo, Rosa Marín, Jesús San/ Cuidado de la edición: Marta Ltorens y Diego Mejía Eguilu/. Impreso en Uruguay
'linios los derechos reservados. liMa publicación no puede ser reproducida, ni en todo n¡ cu pane,n n.' j; i si rada cu n lr,msmis, gracias a sus cultivos de brocoli. Michigan, Michoacán, es una tierra fértil, tan fértil que los brócolis son más altos que las casas. La sabiduría de /íper abarcaba muchas ramas del conocimiento; tenía telescopios para explorar lejanas estrellas y radios de onda corta para oír las mejores estaciones de rock del Polo Norte y el Polo Sur, I.a gente de Michigan lepedía ayuda en asuntos que podían ir desde un dolor de muelas hasta la reparación del jacuzzi del presidente municipal. /íper estaba dispuesto n colaborar con el prójimo, siempre y cuando no jugara el Atíético de Michigan, su equipo favorito.

Era tan aficionado al fútbol que había hecho que su loro se aprendiera los nombres de los once titulares y los cinco reservistas de su equipo. —¡Yin iaportería... con el número uno...I—gritaba el loro, y la gente sabía que no podía interrumpir a /íper. El profesor tenía una enorme discoteca; ponía el tocadiscos a tal volumen que el bosquecillo de brocoli vibraba en torno a la casa. En cuanto a las películas, se caracterizaba por ser un espectador caprichoso. A cualquier hora del día entraba al cine de su casa. Empezaba a ver una película deballenas y de pronto se le antojaba una de astronautas; entonces manipulaba el tablero de controles —computerizado de acuerdo con el programa O¡>fic/is— y escogía algo sobre el espacio. Así, una película en casa de /íper podía durar seis horas y tratar de un duelo en el Oeste, un crimen en Nueva York, un combate de karatekas y un viaje a Pintón. Aunque todos los miércoles inventaba algo (así fuera unaminucia como la vitamina W, que ayudaba a los estreñidos), su ilusión de toda la vida era crear la pastilla para ver películas. "Una pildorita para ver lo que se te antoje, con tus actores favoritos", pensaba ilusionado. Para lograr este invento había construido un inmenso laboratorio. En un extremo estaba una vicleocasetcra en la que se introducían tocias las películas filmadas por el hombre. Lasimágenes eran

52 absorbidas por una compleja red de sensores magnéticos. Luego pasaban a un condensador de partículas. lin una gota cabían todas las películas del mundo. Por último, la pastilla del cine adquiría un estupendo sabor a palomita de maíx. Xíper se negaba a escoger otro sabor: —¡lil cine sabe a palomita! Aunque había logrado condensar las imágenes en la pastilla, el invento no eraperfecto. Había algo que ni siquiera él parecía capa/ de resolver. ¿Cómo hacer para que la gente viera exactamente la película que quería ver? Al centro del laboratorio, una esfera de platino giraba a una velocidad sónica. lira el acelerador de la voluntad. Todos los deseos del hombre estaban contenidos ahí y eran filtrados a la pastilla. Sin embargo, cada ve/ que /íper probaba su pastilla tenía...
tracking img