El profeta del islam

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (503 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el año 570, varios signos
prodigiosos anunciaron el nacimiento
del mensajero de la
fe islámica, cuya existencia,
como la de otros fundadores de religiones,
pasó a la historia asociada asucesos
milagrosos desde su infancia. El
año es recordado en los documentos
árabes como del Elefante, porque el
rey cristiano Abraha, del reino himayrita
del sur de Arabia, llegó hasta las
puertas deLa Meca montado en este
insólito y terrorífico animal. Pero, afortunadamente,
el peligro fue conjurado
por una epidemia, que obligó al rey a
retirarse. En este mismo año y en esta
ciudad, latradición dice que nació
Muhammad, hijo de Abd Allah, hijo de
Abd al-Muttalib, hijo de Hashim.
Si los textos árabes repiten a menudo
la cadena de ascendientes, no es sólo
por afán nobiliario. En laArabia preislámica,
un hombre sin antepasados o
descendientes no era nadie, era un abtar,
un mutilado. Sin la protección de
los padres y de los hijos, sin la unión
del clan, entre arena yladrones, no se
podía sobrevivir. Aunque los habitantes
de La Meca eran sedentarios desde
hacía al menos un siglo, por su sangre
todavía corría la ley del nómada, del
badu, palabra de la que derivanuestro
término beduino. Para la dura ley del
desierto, el clan familiar lo era todo:
había que estar unidos cuando se comerciaba
y cuando se luchaba, todavía
más durante la razia, la ghazwa, queayudaba a sobrevivir a costa de beduinos
más ricos o sedentarios. Por eso,
los mercaderes de La Meca mantenían
buenas relaciones con ellos, y la misma
Amina, madre de Mahoma, entregó a
su hijo aHalima, una beduina del clan
de los Saad, para que le sirviera de nodriza.
En el siglo VI, beber del mismo
seno convertía a dos personas en inseparables
hermanos de leche.
Mahoma nació en la tribude los Quraishíes,
los tiburoncitos, que incluía
una decena de clanes, de los que el
más conocido era el suyo, el de los
Hashim, que todavía hoy sobrevive en
los soberanos del reino Hachemita...
tracking img