El psicólogo en la clínica del dolor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5412 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
12-08-08

El Papel del Psicólogo en la Clínica del Dolor
Mtra. Elsa Silvia Rangel Granados, Mtra. Yolanda Olvera López y Dr. Benjamín Domínguez Trejo

Introducción
El papel de los factores psicológicos en el surgimiento y mantenimiento de los procesos de salud/enfermedad, es cada vez más consistente. Los notables avances empíricos en el campo de la investigación cognoscitiva (Khaneman andTversky, 2004; Gigerenzer y Richter, 1990) y los esfuerzos de integración teórica-clínica en el campo de las neurociencias (Porges, Domínguez, Rangel y Cruz, 2006) se reflejan en aplicaciones clínicas que pueden impulsar y suministrar una sólida base para confrontar con problemas de salud en los que se ha establecido un compromiso emocional sobresaliente. Los avances tecnológicos recientes (cadavez más disponibles en los países en vías de desarrollo) permiten por primera vez investigar y constatar constructos subjetivos como: el dolor y las expectativas, y vincular estas mediciones a desenlaces clínicos en el cerebro y la periferia.
La relación entre lo mental y lo fisiológico es muy estrecha, en esta ambos se influyen, de tal manera que la presencia de uno provoca la del otro. Existeevidencia que menciona que altos niveles de estrés y ansiedad influirán para que se presente una mayor tensión muscular; y del mismo modo una lesión muscular provocará respuestas psicológicas relacionadas con el estrés (Turk, 2004, Tumlin, 2001; Turner, Dworkin, Mancl, Huggins y Truelove; 2001; Melzack, 1999). Marras, Davis, Heaney, Maronitis y Allread en el 2000 describieron los resultados de haberpedido a diferentes personas que desarrollarán tareas que implicaban el levantamiento de objetos bajo condiciones estresantes y no estresantes. Los resultados permitieron mostrar que aunque fueron realizados exactamente los mismos movimientos físicos en ambas condiciones, bajo la condición de estrés los participantes ejercieron grandes esfuerzos en la columna vertebral (26 a 70% más que el grupocontrol) lo cual condujo a una importante co-activación de los músculos del tronco. De esta forma se identificó una interacción directa entre el estrés psicosocial y las respuestas biomecánicas del sistema músculo-esquelético. Los autores concluyeron que los factores psicosociales juegan un papel importante en el desarrollo de los desordenes músculo-esqueléticos relacionados con el trabajo, puessu presencia se corresponde con una mayor actividad muscular, así como con co-activación de músculos no implicados en la ejecución de la tarea.

De ahí que podamos decir que el dolor es producto de una compleja organización estructural, perceptual y funcional que se relaciona con el papel fundamental que tiene para la preservación del individuo; dado que es una señal de alerta relacionada con eldaño tisular, es fundamental para la autoprotección (Chapman, Nakamura & Flores, 1999; Flores, 2003). Sin embargo, existe otro tipo de dolor que no está relacionado con la presencia de eventos agudos que amenacen la integridad de quien lo sufre, y el cual a pesar de los esfuerzos que realizan los profesionales para su alivio y potencial eliminación, persiste más allá de ese carácteradaptativo, y que por el contrario causa grave deterioro físico, psicológico, económico y social en quienes lo padecen y aquellos que los rodean(McCraken, 2005 Villemure, Slotnick & Bushnell; 2003); afectando de manera importante su calidad de vida (Lecky, 1999, Huguenin, 2004; Marhold, Linton & Melin, 2001; Turk, 2004 ). A este dolor se le conoce como crónico, y aún cuando ha habido importantesavances en farmacología, neuroanatomía y cirugía que han ayudado a proporcionar alivio, en el campo de la intervención se ha fallado en ofrecer tratamientos efectivos para aquellos que padecen condiciones crónicas, como: dolor de espalda baja, síndrome de vejiga irritable, osteoartritis, artritis reumatoide, desorden temporomandibular, síndrome complejo regional doloroso y migraña, entre otros...
tracking img