El punto de vista de un maestro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1351 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Escuelas para adolescentes:
un dilema histórico.

Hasta antes de la primera década del siglo XX, la primaria había atendido a quienes se consideraba como niños (5 – 14 años); a esta le proseguía la preparatoria que abarcaba cuatro años de preparación y que atendía a un reducido número de adolescentes que continuaba su educación.

El sistema educativo norteamericano determinóimportante el invento de la escuela secundaria, pues la adolescencia requería una respuesta educativa especial; los adolescentes jóvenes (10 – 15 años) son diferentes de los niños. Es una etapa en que el individuo pasa por fuertes modificaciones, las cuales pueden provocar una hostilidad abierta o pasiva entre los estudiantes y maestros.

Pero la presión por encontrar una nueva forma deatender la educación de los adolescentes no provino exclusivamente del sistema educativo. Un gran número de jóvenes estaba abandonando la escuela por diversas razones.

John Dewey describía las escuelas como el instrumento que crearía una sociedad “más digna, amable y armoniosa”. La reforma escolar, para Dewey, no significaba una actualización o reorganización ocasional sino una dedicación alcambio continuo, no para adecuarse a la sociedad sino para mejorarla.

Reclamos de cambio.

En 1893, el Comité de los Diez, bajo la dirección de Charles W. Eliot, al revisar el estado de las escuelas secundarias decidió que el sistema existente era inadecuado para preparar a la élite destinada a la universidad. El comité exigió reducir el número de años de primaria y propuso en su lugar unsistema de seis años de primaria y seis de secundaria.

El Comité de los Diez no fue el púnico en pugnar por un cambio en la estructura escolar existente. El psicólogo E.L. Thorndike estudió la tendencia y concluyó que “no más de la mitad de quienes entraban a la escuela común concluían el octavo grado”.

Los cambios propuestos por el Comité de los Diez pudieron haber ayudado a lapequeña élite destinada a la universidad, pero no mejoraron la educación de la gran mayoría, cuyo futuro era demasiado complicado e impredecible como para que un programa claramente delineado de educación superior pudiera servirles.

En 1918, el Comité fundamentó con más fuerza el concepto de secundaria, exhortando a los educadores a responder a los cambios en la sociedad, a los cambiosen la composición de la matrícula en la educación secundaria, y a los avances en la comprensión del crecimiento y el desarrollo del adolescente.

El modelo de fábrica.

En esa época, el ideal estadounidense era la fábrica, que garantizaba el mejor producto diseñado del modo más económico, así que se pensó en aplicarlo a la escuela también. El propósito y el atractivo del nuevo sistemasería darle gran importancia a: la puntualidad, la regularidad, la atención y el silencio, hábitos necesarios en una civilización industrial y comercial.

La secundaria se volvió una especie de agencia de distribución preparando a la élite académica para las universidades y a los demás para las oportunidades en el mundo mercantil, creando así trayectorias académicas y vocacionales ocomerciales.

Empezaron a circular teorías entre los educadores acerca de las diferencias innatas entre ciertos grupos étnicos y acerca del significado de algunas características físicas. Los educadores, preocupados, buscaron formas menos subjetivas para juzgar el potencial de los estudiantes y los asignaron a programas específicos sobre la base de datos más científicos. Buscaron la respuesta en uninstrumento novedoso sobre las pruebas estandarizadas de inteligencia.
.

El punto de vista de un maestro

Los alumnos pueden llegar a percibir el nivel inferior que el sistema le atribuye a la secundaria. La creciente insatisfacción con la escuela secundaria provocó que en los años sesenta hubiera una nueva demanda para constituirla en una escuela intermedia. La nueva escuela...
tracking img