El racionalismo crítico de karl popper

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9730 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO XXXVII

EL RACIONALISMO CRÍTICO DE KARL R. POPPER

1. SU VIDA Y SUS OBRAS

Karl Raimund Popper nació en Viena en 1902. Allí estudió filosofía, matemática y física (con estudiosos como los físicos Wirtinger y Furtwangler y el matemático Hans Hahn). Trabajó durante un tiempo en la clínica de terapia infantil de Alfred Adler; se interesó por la música y la historia de la música. En1928 se doctoró en filosofía, discutiendo su tesis de doctorado (Sobre la cuestión del método de la psicología del pensamiento) con el psicólogo Karl Bühler. En 1929 obtiene la cátedra de matemática y de física en enseñanza secundaria. Para las pruebas de acceso a dicha cátedra escribe una tesis sobre los problemas de la axiomática en geometría, tesis que también contenía un capítulo acerca de lageometría no euclidiana. En 1934.(pero con fecha de 1935) se publica su obra fundamental: La lógica del descubrimiento científico. Al ser de origen judío, emigró en 1937 a Nueva Zelanda, donde enseñó en el Canterbury University College de Christchurch. Allí, como «esfuerzo de guerra», escribió La miseria del historicismo y los dos volúmenes de La sociedad abierta y sus enemigos, publicados en 1945.A principios de 1946, Popper es llamado para que ocupe una cátedra en la London School of Economics y se traslada a Inglaterra. Aquí prosigue su labor filosófica y sus estudios de filosofía de la ciencia. Los resultados de este trabajo se recogen básicamente en los dos volúmenes Conjeturas y refutaciones, 1963, y Conocimiento objetivo, de 1972. De 1974 son su Búsqueda sin término. Unaautobiografía intelectual y las Réplicas a mis críticos. En colaboración con J.c. Eccles, publicóen 1977 El «yo» y su cerebro. Sus comunicaciones en las actas de numerosos congresos y simposios siempre resultan destacadas y muy brillantes. Popper es en la actualidad profesor emérito de la London School of Economics, miembro de la Royal Society, y en 1965 le fue otorgado el título de Sir. Ha enseñado en calidadde Visiting Professor en muchas universidades extranjeras, y sus obras se han traducido a más de veinte lenguas.

2. POPPER, EL NEO POSITIVISMO y LA FILOSOFÍA ANALÍTICA

Durante mucho tiempo Popper había sido vinculado, en la bibliografía filosófica, al neopositivismo. Se ha dicho también que fue miembro del Círculo de Viena. Sin embargo, igual que Wittgenstein, Popper nunca fue miembro delCírculo. El mismo, en sus Réplicas a mis críticos, afirma que esta historia no es más que una leyenda (el que haya sido miembro de Círculo); y en su Autobiografía acepta su responsabilidad con respecto a la muerte del neopositivismo. En efecto, Popper no es un neopositivista. Y Otto Neurath, con mucha razón, le calificó de «oposición oficial» del Círculo. Popper sacudió todas las cartas con las quelos neopositivistas estaban jugando su partida: substituyó el principio de verificación (que es el principio de significación) por el criterio de falsación (que es un criterio de demarcación entre ciencia y no-ciencia). Reemplazó la antigua y venerable pero, en su opinión, impotente teoría de la inducción por el método deductivo de la prueba. Ofreció una interpretación de los fundamentos empíricosde la ciencia diferente a la defendida por algunos miembros del Kreis, afirmando que los protocolos no son de naturaleza absoluta y definitiva. Reinterpretó la probabilidad y sostuvo que las mejores teorías científicas (en la medida en que explican más y pueden controlarse mejor) son las menos probables. Rechazó, considerándola como una simple exclamación, la antimetafísica de los miembros delCírculo de Viena y, entre otras cosas, defendió que la metafísica engendraba teorías científicas. Rechazó asimismo el desinterés que demostraban numerosos miembros del Círculo con respecto a la tradición y releyó en nueva clave a filósofos como Kant, Hegel, Marx, Stuart MilI, Berkeley, Bacon, Aristóteles, Platón y Sócrates, para llegar hasta una estimulante relectura en clave epistemológica de...
tracking img