El rastro de sangre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 77 (19073 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL RASTRO DE LA SANGRE
La pista de los cristianos a través de los siglos desde el tiempo de Cristo hasta nuestros días O para expresarlos de otra manera, pero muy expresivamente: “Historia de la doctrina enseñadas por Cristo y sus apóstoles y los que les fueron leales.”

PRIMERA DISERTACIÓN
“Recuerda los días de la antigüedad; pensad en los años de muchas generaciones: pregunta a tu padre ,que el te anunciara, a tus ancianos, y ellos te dirán”(Deuteronomio 32:7).
1. Lo que hoy conocemos como “cristianismo” o religión cristiana, comenzó con

2. 3.

4.

5.

6.

Cristo, el año 30 de nuestra era, en tiempo del imperio romano y dentro de sus límites, uno de los mayores imperios que el mundo haya conocido en el curso de toda su historia. Ese imperio, en aquella época, comprendíacasi todo el mundo desde entonces conocido y habitado. El emperador reinante a la sazón era Tiberio César. En cuanto a religión, el imperio romano era en ese entonces pagano. Sus numerosos dioses eran, unos reales, otros imaginarios. Había así mismo muchos creyentes y devotos. Esa religión no solo era la religión del pueblo, sino del imperio, y como tal estaba sostenida y protegida por el Estado.(Mosheim, tomo I, Cap. I) El pueblo judío, que en ese periodo ya no constituía una nación aparte, se hallaba desparramados por el imperio romano. Sin embargo, ese pueblo todavía tenía el templo de Jerusalén, donde todavía podía rendir culto a Dios; pues todavía se mostraba celoso por su religión, pero, a semejanza de los paganos, hacia largo tiempo que había caído en el formulismo y perdido suinfluencia. (Mosheim, tomo I, cap. II) Como la religión de Cristo no es una religión de este mundo, su fundador no le dio ninguna cabeza o fe terrenal, ni poder temporal. Y así, ella no busco ni el sostén ni el apoyo del Estado; tampoco trató de destronar al César. Y así tenía que ser, como quiera que su autor había dicho: “Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios”. (Mateo22:19-22; Marcos 12:17; Lucas 20:20) Desde que el cristianismo es una religión espiritual, mal podía ser el rival de ningún gobierno terrenal. Y a mayor abundamiento, hasta se los enseño a sus adherentes a respetar a las autoridades y a observar las leyes. (Romanos 13:1-7; Tito 3:1; I-Pe. 2:13-16) Deseo llamar ahora vuestra atención a algunas de las notas o marcas de esta religión.

Si queremosremontarnos hasta su origen, a través de sus largos veinte siglos, y especialmente a lo largo de los mil doscientos años de la lóbrega Edad Media, anegada por ríos de sangre de mártires, nos serán precisos conocer bien las marcas, a fin de orientarnos. A medida que avancemos, hallaremos que esas marcas han sido muchas veces horriblemente desfiguradas; pero siempre daremos con alguna que haya resultadoindeleble. Estemos, pues sobre aviso, con cuidado y oración. Desde luego, hallaremos muchas imposturas y simulaciones, de tal manera que a ser posibles “aun los mismos escogidos se extraviaran”. Pero así y todo, necesitamos seguir, a ser posible, su pista, valiéndose de los datos históricos dignos de fe, y con especialidad, de los aportados por las palabras y las marcas de la verdad.

AlgunasMarcas Infalibles E Indefectibles
Si al descender a través de los siglos, damos con un grupo o grupos que no posean las marcas distintivas que van a continuación y que enseñan otras cosas como doctrinas fundamentales, ¡cuidado! 1. Cristo el autor de está religión, constituyó a sus secuaces o discípulos en Iglesia. Los discípulos a su vez habían de constituir otras Iglesias a medida que esta religiónse extendiese y se “hiciesen” otros discípulos. (Sucesión Bautista, Ray, edición revisada, cap. I) 2. Este organismo o Iglesia tenía de acuerdo con las Escrituras y la práctica de los apóstoles y de las primeras Iglesias, dos clases de ministros o funcionarios, y solo dos: pastores y diáconos. El pastor era llamado obispo. Tanto el pastor como los diáconos habían de ser elegidos por la Iglesia...
tracking img