El rastro de tu sangre en la nieve

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (881 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fuño y Furaño

A pesar de que doña Petra estaba constantemente
de mal humor, sus dos hermosos gatos llamados Fuño
y Furaño siempre habían sido muy buenos amigos y
muy celebrados por su amablecarácter. Pero un día
Petronila, la hija de doña Petra, les echó un pedazo
de carne, y parece que el mismo Lucifer se les metió
en el cuerpo, pues armaron un zipizape tan furibundo
queparecía que hubiera setenta gatos en aquel cuarto,
y Petronila gritaba de miedo de que le tocasen algunos
de esos araños y mordiscos. Doña Petra, que oyó esto,
entró más rabiosa que los mismoscombatientes, y
arrojó a Fuño por una ventana, a Furaño por la otra, y
el pedazo de carne en la chimenea. Dos amigos no
deben pelear jamás, y un momento de enojo suele costar
muy caro, como lo pruebanFuño y Furaño, que se
quedaron sin amigo y sin casa, sin probar el bocado que
debieron partir entre los dos como gente decente...



La Pobre ViejecitaErase una pobre Viejecita
Sin nadita que comer
Sino carnes, frutas, dulces,
Tortas, huevos, pan y pez
Bebía caldo, chocolate,
Leche, vino, té y café,
Y la pobre no encontraba
Qué comer niqué beber.
 
Y esta vieja no tenía
Ni un ranchito en que vivir
Fuera de una casa grande
Con su huerta y su jardín
 
Nadie, nadie la cuidaba
Sino Andrés y Juan Gil
Y ocho criados ydos pajes
De librea y corbatín
 
Nunca tuvo en qué sentarse
Sino sillas y sofás
Con banquitos y cojines
Y resorte al espaldar
 
Ni otra cama que una grande
Más dorada que un altar,Con colchón de blanda pluma,
Mucha seda y mucho olán.
 
Y esta pobre viejecita
Cada año, hasta su fin,
Tuvo un año más de vieja
Y uno menos que vivir
 
Y al mirarse en el espejo
Laespantaba siempre allí
Otra vieja de antiparras,
Papalina y peluquín.
 
Y esta pobre viejecita
No tenía que vestir
Sino trajes de mil cortes
Y de telas mil y mil.
 
Y a no ser por...
tracking img