El reino de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 28 (6948 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Reino de Dios

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que la causa a la que Jesús dedicó su tiempo, sus fuerzas y todo su ser fue el reino de Dios entre los hombres. La venida del reino de Dios está en el corazón de su pensamiento y de toda su actuación. Es el núcleo central de toda su predicación, la convicción más profunda, la pasión que anima toda su vida, el eje de toda su actividad. Noestá equivocado Marcos cuando, con su lenguaje propio, resume así la predicación de Jesús: «Proclamaba la buena noticia de Dios: El tiempo se ha cumplido. El reino de Dios e^tá cerca; convertios y creed en la buena noticia» (Me 1, 14-15; cfr. Mt 4, 17). Es indudable que Jesús entendió su misión como proclamación y servicio al reino de Dios.
Este hecho tiene unas implicaciones que, confrecuencia, son olvidadas por los creyentes: • Todo el mensaje y la actividad de Jesús está al servicio del reino de Dios y obtiene su sentido desde ahí. Todo está subordinado a la idea del reino de Dios y todo adquiere su unidad, su verdadero significado y su fuerza apasionante desde esta realidad del reino.
Esto quiere decir que la venida del reino de Dios nos ofrece la clave para captar el sentido queJesús dio a su vida, y el proyecto que él quería ver realizado entre los hombres. Si no comprendemos el contenido del reino de Dios y no descubrimos la fuerza y el atractivo de su llamada, corremos el riesgo de no comprender gran cosa de Jesús. Una comprensión deficiente, falsa o parcial del reino de Dios nos conduciría a una visión deficiente, falsa y parcial de nuestra fe cristiana.
• Jesúsdirectamente predica el reino de Dios y no a sí mismo. Lo que para él ocupa el punto central no es su persona, sino la misión a la que se siente llamado. No se anuncia a sí mismo. No está en primer plano. «Es verdad, y no tenemos por qué ocultarlo, que Jesús proclama el reino de Dios y no a sí mismo. El hombre Jesús es el hombre auténtico (en absoluto) precisamente porque, volcándose en Dios y en elhombre necesitado de salvación, se olvida de sí mismo y existe únicamente en este olvido» (K. Rahner). Esto quiere decir que para comprender a Jesús hay que partir de algo distinto a él, es decir, del reino de Dios a cuyo servicio vive entregado.
Más aún. Puesto que Jesús es «servicio al reino de Dios», el encuentro con él sólo es posible en esa actitud de servicio al reino. Creer en Cristo no essimplemente aclamarlo cultualmente y adorarlo como Señor, sino seguirle en su servicio y entrega al reino de Dios, creer en la causa de Dios como él creyó, luchar por lo que él luchó, esperar la liberación que él esperó y alcanzó. «No todo el que me diga: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial» (Mt 7, 21; Le 6, 46).
• Jesús no hablósimplemente de Dios, sino del reino de Dios. No fue un teólogo dedicado a exponer teóricamente una doctrina de Dios, sino un profeta entregado a anunciar la causa de Dios entre los hombres. Jesús no ha pedido que se comprenda mejor la esencia de Dios. Ha buscado con todas sus fuerzas que Dios sea acogido entre los hombres y se imponga su reinado. Este reino de Dios es el valor absoluto al cual tododebe ser sacrificado. La fe cristiana no consiste en la aceptación teórica de una determinada concepción de Dios. Lo que especifica primariamente al cristiano no es una determinada idea de Dios, distinta de otras, sino la búsqueda del reino de Dios, y la justicia, la fraternidad y la liberación que implica.
«Buscad primero su reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura» (Mt6, 33). Esto no significa minimizar o quitar importancia a lo demás, sino situarse en la perspectiva exacta, y adoptar la debida actitud ante Dios.
Jesús se dejó penetrar con tal fuerza por la realidad del reino de Dios que su fe resultó contagiosa para los que le escuchaban. Es indudable que el mensaje y la actuación de Jesús tenían algo de nuevo, peculiar, apasionante para los discípulos. El...
tracking img