El rey midas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (822 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Midas fue un rey de gran fortuna que gobernaba en el país de Frigia. Vivía en un hermoso castillo rodeado de grandes jardines y bellísimas rosas. Era poseedor de todo tipo de objetos lujosos.Compartía su vida de abundancia con su hermosa hija Zoe. Aún repleto de riquezas, Midas pensaba que la mayor felicidad le era proporcionada por todo su oro. Comenzaba sus días contando monedas de oro... sereía... se reía y tiraba las monedas hacia arriba para que les cayeran encima en forma de lluvia! De vez en cuando se cubría con objetos de oro, como queriéndose bañar en ellos, riendo feliz como unbebé. Uno de sus acompañantes, de nombre Sileno, se quedó retrasado por el camino. Sileno, cansado, decide dormir un rato en los famosos jardines de rosas. El dios de la celebración muy agradecido por lagentileza de Midas, le dijo: "Me has dado tal placer al haber cuidado de mi amigo que quiero hacer realidad cualquier deseo que tengas". Midas respondió inmediatamente: "Deseo que todo lo que toque seconvierta en oro". Dionisio frunció el entrecejo y le dijo: "Seguro que deseas eso?". A lo que Midas respondió: "Seguro, el oro me hace tan feliz!" Finalmente, Dionisio contestó reacio: "Muy bien, apartir de mañana todo lo que toques se transformará en oro". Al siguiente día, Midas, se despertó ansioso por comprobar lo que Dionisio le había prometido. Extendió sus brazos tocando una mesita que deinmediato se transformó en oro. Midas, saltaba de felicidad! Y continuó comprobando... tocó una silla, la alfombra, la puerta, la bañadera, un cuadro y siguió corriendo como un loco por todo supalacio hasta quedar exhausto y al mismo tiempo contentísimo! Se sentó a desayunar y tomó una rosa entre sus manos para respirar su fragancia. Sin reflexionar, se le ocurrió comer un granito de uva, perocasi se quebró una muela por morder la pelotita de oro que cayó en su boca. Justo en ese momento, su querida gatita saltó para sentarse con él, pero al querer acariciarla, quedó como una estatua...
tracking img