El rol femenino como fuerza civilizadora en eduarda mansilla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2855 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Título: “El rol femenino como fuerza civilizadora en Eduarda Mansilla”
Autora: María Gabriela Bravo Almonacid.
Institución: UNLP.

Ahora les toca a las mujeres entrar en el mundo que los hombres concibieron a su imagen y semejanza.MARGARET MEAD

Este sistema educativo […] limita a la mujer […] manteniéndola en perpetua infancia. Tiene un carácter puramente externo; es, citando más, una educación de cascarilla; y si puede infundir pretensiones y conatos de conocimientos, no alcanza a estimular debidamente la actividad cerebral.EMILIA PARDO BAZÁN

Para comenzar, me gustaría señalar el papel de la escritora y de la mujer en el siglo XIX con el fin de de otorgarle a Eduarda Mansilla el lugar que se merece en la literatura argentina, y entender así sus ideas, que junto con las de sus contemporáneas, como Juana Manso y Juana Manuela Gorriti, fueron taninnovadoras para esa centuria.
Ellas formaron parte de la historia de una lenta formación de una conciencia colectiva femenina que las impulsó a la conquista de sus derechos, a la cultura, oficios, profesiones y la consolidación de su rol como personas pensantes. Son mujeres que transcendiendo su condición subalterna de hijas de, de madres de, de esposas de, ensancharon el ámbitodoméstico tradicional para hacerse un nombre propio en el campo de las letras. Ellas sentaron las bases de la mujer pensante y sobre todo de una mujer profesional, que quiere hablar con voz propia y ejercer públicamente, junto a los varones, el derecho del pensamiento; y terminar así con una tendencia de los hombres a pensar que “la mujer intelectual” es una figura oximorónica.
Laliteratura femenina no ha sido objeto de interés para nuestros críticos e historiadores de la producción escrita nacional. Este silencio y su falta de consideración hacen suponer que la mujer no existía para la literatura cuando en verdad fueron verdaderas adelantadas tanto por las ideas que desarrollaron como por su actuación como pedagogas o escritoras. Se ponía en tela de juicio la inteligenciade la mujer –como ya mencioné previamente—considerada un oxímoron, y su capacidad para resolver las cuestiones que hasta ese entonces habían sido patrimonio masculino: el poder político y el ámbito de lo público eran y –me atrevería a decir que aún lo son—territorios preferentemente masculinos. Eduarda Mansilla misma está, hoy en día, olvidada, salvo por los especialistas; y en su época debióafrontar una larga lucha para vencer los prejuicios de género y como dijera Sarmiento >1.

Escribir era una forma de rebeldía hacia los valores sociales, tener la valentía de expresar su modo de pensar no ha sido bien visto en las mujeres para las que se exigía un alejamiento de toda actividad pública. Sin embargo, en contra de lo que podría pensarse, esta forma de rebeldía de estasescritoras no implicaba que la mujer dejara de ocupar el rol de ama de casa. Al contrario, luchaban y trabajaban para educar a las mujeres a través de lo que escribían para contribuir con su rol de madres. No luchaban para que las otras mujeres abandonaran el hogar, sino para que fueran más aptas en la educación de sus propios hijos. Para ellas, y en consecuencia Eduarda Mansilla, el hecho deescribir y ser ama de casa al mismo tiempo, más que ser contradictorio, era lo más natural del mundo. Valoraban mucho la posibilidad de influencia política de la mujer como educadora y formadora de valores y costumbres; por eso promueven con tanto empeño la emancipación moral e intelectual de sus pares, así como la inserción laboral (y en particular en los trabajos del intelecto) a la par de los...
tracking img