El romance de la imprenta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (351 palabras )
  • Descarga(s) : 18
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ROMANCE DEL ARTE DE IMPRIMIR
Antaño, toda palabra tenía que escribirse a mano.Luego se inventó la imprenta, y las ideas
Volaron por todo el mundo.

Supóngase que en todo el mundo no hubieraabsolutamente ningún material impreso; ni periódicos, ni revistas, ni libros, con excepción de unos pocos volúmenes, escritos a mano y sujetos con cadenas en edificios públicos o en las bibliotecas degente muy rica; ni carteles indicativos en los autobuses, o tranvías, ni indicaciones en las botellas de medicamentos o en las cajas de productos alimenticios; ni catálogos para el envió de mercaderíaspor correo, ni…., pero, ¿para qué seguir? El mundo, tal como hoy se conoce, se habría esfumado, y se encontraría uno perdido, tratando de orientarse en otro diferente.
En este nuevo mundo ydesconocido, un hombre que quisiera comprarse una cosa podría pagarla con un solo libro, si es que lo tuviese. Cuando Luis XI, rey de Francia, quería leer algún libro de la biblioteca de la universidad deparís, los sabios profesores sacudían la cabeza con desconfianza y no dejaban salir el precioso volumen, aun pidiéndolo el rey, hasta que no se depositase, como garantía, una costosa copa de plata. En elsiglo XIV, había en toda Europa menos libros de los que en el día de hoy pueden encontrarse en una sola biblioteca.
En ese mundo, apenas una persona de cada quinientas sabía leer y escribir. ¿Paraqué iba n a aprender, si nunca podrían llegar a tener un libro? Los que sabían estaban en su mayoría al servicio de la iglesia. Pacientes monjes dedicaban meses y meses, para hacer una sola copia de unlibro. A menudo, hacían las letras con amoroso cuidado y adornaban las páginas con volutas, dibujos y letras capitulares de bellos colores. Pero lleva mucho tiempo copiar todo un libro a mano; y...
tracking img