El rostro moderno de la esclavitud femenina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1557 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ROSTRO MODERNO DE LA ESCLAVITUD FEMENINA

TEMA: REFLEXIONEMOS

Hay que apostar por la abolición de la prostitución juvenil e infantil en el mundo.

En Asia, más de 200.000 mujeres y niños caen cada año en lasa redes del tráfico sexual. Entre los 50 y 60 mil mujeres son explotadas sexualmente. El 40% de ellas son menores de edad. el tráfico sexual no sólo involucra a África y Asia, sinotambién a Europa y a nuestra América. Los políticos tienen el poder y deben trabajar en la cooperación de manera coordinada, implementar leyes y pelear unidos contra las mafias. Este es el testimonio de una joven mujer camboyano que rescatada de un infierno y lucha por la abolición de la esclavitud sexual femenina.

EL ROSTRO MODERNO DE LA ESCLAVITUD FEMENINA.

No sabe que edad tiene, porque eshuérfana y fue vendida muy de niña, somalí Mam ha vivido el horror en carne propia. Pero apenas logró escapar, regresó a Camboya, su país natal, para ayudar a otras mujeres. Creó la Asociación de Mujeres en Situación Precaria (Afesip), que preside, y lleva una década volcada a esta misión, recorriendo burdeles y dando discurso ante los gobiernos europeos para obtener apoyo. Una tarea que hoy setorna aún más vital tras la crisis que dejó el tsunami en el sudeste asiático.

A esta camboyana de la etnia pnhong, que luce frágil, pero determinante no le asusta el trabajo en terreno. Con el equipo de investigación de Afesip en Camboya, acude a los burdeles y colabora directamente con la policía y el departamento de justicia. No es fácil: luego de una larga búsqueda, identifican a lasmenores que quieran cortar con el círculo vicioso de la miseria, el abandono y el abuso sexual. Les abren las puertas de sus cinco centros ubicados en el sudeste asiático (Camboya, Laos, Tailandia y dos en Vietnam) y les brinda asistencia médica y formación profesional. Cuando salen de los centros arranca la fase de reinserción que puede incluir, incluso, la entrega de microcrédito. El seguimiento porparte de esta ONG dura tres años y no descarta asesorías de marketing y contabilidad. Lo importante, dice Mam, es que se sientan apoyadas en su proceso.

En los centros de Afesip todas son menores de 15 años. Es la regla, ahora mismo y sólo en Camboya acogen a 220 o 230 jovencitas. En la etapa de reintegración, es decir, fuera del centro, se calcula que hay cerca de 3.000 niñas. El balance esagridulce: el 60% de las mujeres se reincorpora a sus familias y se establecen sin mayores trastornos, mientras que el otro 40% vuelve a prostituirse, desaparece o muere. De haber esperanzas, el sida y otras enfermedades se encargan de matarlas.

Para Somaly hay que eliminar el problema de raíz. La esclavitud y explotación sexual responde a múltiples causas: falta de libertad de las mujeres, dedemocracia, la pobreza y la corrupción de las autoridades,… pero sobre todo, a un problema cultural insondable.

Al momento de esta entrevista, se encuentra en Madrid, preparando un discurso ante el Congreso español en defensa de los derechos de la mujer y abogando porque no se legitime la industria sexual mediante la legislación de la prostitución.
De cara lavada, vistiendo pantalones y unchaleco negro, sentada frente al computador, luce cansada. Ha tenido una semana intensa entre viajes y discursos. Todo sea por conseguir respaldo.

Así es como en 1998 obtuvo el premio Príncipe de Asturias a la Cooperación y cuenta con el apoyo irrestricto de la Universidad Complutense. Los institutos de dicha casa de estudios han puesto en marcha un ambicioso proyecto. El Observatorio Internacional(OI) contra el tráfico mundial de mujeres y niñas con fines de esclavitud sexual. Este es su logro más reciente y la tiene más que satisfecha. El acuerdo suscrito permite la creación de equipos mixtos de profesionales de la Investigación, Somaly y su gente realizarán la labor del campo, clave para enfrentar una realidad que afecta a entre dos y cuatro millones de personas cada año, según...
tracking img