El rpincipito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4514 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
esumen. Movido por lo que había visto en un libro sobre la Selvas Vírgenes, el narrador cuenta que cuando tenía seis años realizó su Dibujo nº 1 (Boa cerrada). Lo mostró a las personas mayores pero éstas lo interpretaron erróneamente como un sombrero. De modo que realizó un Dibujo nº 2 (Boa abierta) con el fin de que las personas mayores pudieran entenderlo correctamente. Las personas mayores nocomprenden nunca nada, por eso le aconsejaron que dejase de lado los dibujos y se dedicase a cosas serias, útiles, como la geografía o el cálculo. Siguiendo tales consejos logró ser piloto. Conoció a muchas personas mayores, pero su opinión sobre ellas no cambió: cuando encontraba a alguna que le parecía lúcida, le enseñaba el dibujo de la Boa cerrada, que siempre había conservado. Al ver que eraincapaz de comprender que se trataba de una boa, se colocaba a su altura y le hablaba de las cosas que le interesan a las personas mayores. Así aparecía ante ellas como una persona razonable.
II
Resumen. A pesar de haber tratado con muchas personas mayores vivió solo, pues no tenía nadie con quien hablar verdaderamente. Un día una avería en el motor de su avión le hace caer en el desiertocolocándole en una situación límite: se encuentra en el desierto, solo, sin mecánico ni pasajeros. Tras la noche, au lever du jour, es despertado por un hombrecillo que le impele a dibujar un cordero. La presencia del Principito provoca sorpresa, asombro: es un misterio
impresionante. El aviador se percata de que el Principito no presenta ninguna de las características (fatiga, hambre…) que cabríaesperar teniendo en cuenta que ambos se encuentran a mil millas de toda región habitada. El aviador le pregunta quién es, qué hace ahí,… Por toda respuesta el niño le vuelve a pedir que le dibuje un cordero. El aviador sólo sabe hacer los dibujos de la boa abierta y cerrada. Por eso, con cierto malhumor, dice que no sabe dibujar. El Principito indica que eso no importa, lo que él quiere es que ledibuje el cordero. El aviador realiza el dibujo nº 1 que el principito identifica rápidamente como un elefante dentro de una boa y lo rechaza ya que él -insiste- necesita un cordero. Se suceden entonces una serie de tentativas infructuosas para dibujar un cordero según los deseos del Principito. Finalmente opta por dibujar una caja indicando al Principito que dentro de ella está el cordero. Sóloentonces considera el Principito atendida su petición.
III
Resumen. El aviador necesitó mucho tiempo para comprender de donde venía el Principito. Preguntaba mucho, pero no respondía las preguntas del aviador. Fueron palabras pronunciadas al azar las que, poco a poco, revelaron todo. Así, la primera vez que vio el avión, preguntó:
—¿Qué es esa cosa?
—No es una cosa. Vuela. Es un avión. Es mi avión.Y me sentí orgulloso de hacerle saber que yo volaba. Entonces exclamó:
—¡Cómo! ¿Has caído del cielo?
—Sí, hice modestamente.
—¡Ah! Qué gracioso…
El Principito entonces se echó a reír, lo cual irritó al piloto pues deseaba que sus desgracias se tomasen en serio. Después añadió: —Entonces, ¡tú también vienes del cielo! ¿De qué planeta eres? El piloto entrevió ahí una luz en el misterio de lapresencia del Principito. El Principito, mirando al avión, dijo: —La verdad es que con eso no puedes venir de muy lejos… El Principito se sumió entonces en un ensueño que duró mucho. Después sacó mi cordero de su bolsillo y se concentró en la contemplación de su tesoro. Intrigado por esa semi-confidencia sobre "los otros planetas", se esfuerza por saber más. El aviador comienza a moverse en elámbito propuesto por el Principito. Habla del cordero, no de los otros planetas: —… te daré una cuerda para atarlo durante el día. La idea de atar al cordero hace reír al Principito. El aviador intenta hacerle ver que es conveniente atarlo ya que, de no hacerlo, el cordero se iría por ahí, a lo que el Principito añade: —Eso no tiene importancia, ¡es tan pequeña mi casa!
IV.
Resumen. El aviador...
tracking img