El sacramento de la confesion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3013 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN
En el Evangelio de San Lucas, leemos que cuando Jesús fue presentado en el Templo a los 40 días de nacido, el anciano Simeón, tomándolo en sus brazos dijo: "Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel y para ser señal de contradicción". (Lc.2,34)
Si hay algo en el mundo en que se cumpla esta extraña profecía, es respecto al Sacramento de laReconciliación practicado fielmente en la Iglesia Católica y rechazado airadamente por sus enemigos y cristianos ignorantes.
¡Cuántas objeciones se alzan contra él! ¡De cuántas maneras se le ataca! Empleando toda clase de subterfugios se empeñan vanamente en negar lo que tan claro está en el Nuevo Testamento, especialmente en los Evangelios.
San Juan Evangelista nos relata cómo el mismo día de laResurrección de Jesucristo, al atardecer "estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: 'La paz con vosotros'. Dicho esto les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijo otra vez: 'La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también Yo osenvío'. Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: 'Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retuviéreis, les quedarán retenidos". (Jn.20,19-23)
Es impresionante el hecho de que lo primero que Nuestro Señor hace una vez resucitado, es conferir a sus Apóstoles el poder de perdonar los pecados. Bien sabe Jesús de qué barro tan frágil estamos hechos y lanecesidad que tenemos de restaurar la Gracia bautismal perdida por el pecado mortal.
El principal objetivo de este Sacramento, es nuestra reconciliación con Dios y con la iglesia. Es por ello el Sacramento de la Reconciliación.
Pero no puede darse dicha reconciliación si permanecemos en pecado, por lo que se impone una conversión de 180 grados, alejándonos de todo aquello que nos aparta de Dios.Por eso también recibe el nombre de Conversión.
No podríamos convertirnos sin un sincero arrepentimiento, que en latín, lengua oficial de la Iglesia Católica, se dice "penitere" y por eso es elSacramento de la Penitencia, que incluye una reparación por parte del pecador.
Declarar los pecados ante el Sacerdote, es un elemento esencial de la Reconciliación y por eso, también sedenomina Confesión.
Es igualmente el Sacramento del Perdón porque por la absolución sacramento del Sacerdote, Dios concede al penitente "el perdón y la paz".
Pensar que un hombre cualquiera puede perdonar las ofensas hechas a Dios, es una tontería. El ofendido es Dios y El perdona si es su voluntad.
Pero la voluntad de Dios no es tan solo perdonar al pecador arrepentido, sino el delegar este poder divino a lossacerdotes, desde el mismo día de su gloriosa Resurrección. (Jn. 20,21-23) Así la Iglesia viene a ser el signo e instrumento del perdón y reconciliación que Cristo nos adquirió al precio de su Sangre. San Pablo se sabe enviado por Cristo para ejercer "ministerio de la reconciliación" (2 Cor. 5,18).
Al hacer partícipes a los apóstoles de su propio poder de perdonar los pecados, el Señor les dátambién la autoridad de reconciliar a los pecadores con la Iglesia. El poder de "atar y desatar" que Cristo confiere solamente a San Pedro (Mt.1 6,19) como cabeza visible de la Iglesia, significa el poder excluir o aceptar de nuevo al pecador de la comunión con la iglesia ... La reconciliación con la Iglesia, es inseparable de la reconciliación con ¡Dios!.
El arrepentimiento, también llamado contriccióno dolor de los pecados, puede surgir por el simple fracaso humano, que el pecado conlleva en muchas ocasiones. El Hijo Pródigo pensó en volver a casa de su padre, simplemente porque tenía hambre. Es un arrepentimiento imperfecto, poco noble, pero Dios lo acepta.
Podemos por el contrario, arrepentirnos al descubrir la grandeza del amor de Dios y sentir horror por el pecado que ha derramado...
tracking img