El salvador, cambios a nivel politico, cultural y economico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2733 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 18 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Salvador de cara al mundo globalizado del siglo XXI: un Estado moderno en función del desarrollo sostenible
Roberto Salazar Candell
"La derrota a la pobreza es el desiderátum de una
estrategia de reformulación del Estado
y la sociedad civil".
Carlos Blanco

Resumen
De cara al próximo gobierno y siglo, este artículo hace una reflexión sobre la situación del Estado salvadoreño y susexpectativas, especialmente en lo que concierne a las reformas que estarán en función de un nuevo patrón de desarrollo, cuya secuela es una mejor calidad de vida de las actuales y futuras generaciones, vale decir: el desarrollo sostenible. El desafío es enorme. No sólo para el Estado, sino también, y especialmente, para la sociedad civil. Un Estado frágil o una sociedad civil débil no pueden lograrencauzar al país por la senda del desarrollo sostenible. En este sentido, las reformas deben orientarse a fortalecerlos a ambos. El Salvador no puede ni debe enfrentar solo el proceso de globalización. Centroamérica tiene que realmente "abrirse hacia adentro" para luego "abrirse hacia afuera".
http://www.uca.edu.sv/publica/eca/600art2.html


Hay un cambio político lento que no se estáconvirtiendo en dinamizador de los cambios que se están fraguando
SAN SALVADOR - Para abordar la temática “Sociología y cambio político en El Salvador” es pertinente dar un rodeo que supone, ante todo, hacer un planteamiento general en torno a la constitución de la sociología como ciencia, así como en torno a las problemáticas asociadas a esa constitución.

Dicho lo anterior, lo primero que se tieneque apuntar es que la sociología como ciencia surge en un contexto de cambios no sólo políticos, sino también económicos, sociales y culturales. Estos cambios se articulan alrededor de la revolución industrial y la consolidación del capitalismo de libre competencia propiciado por aquélla. Estamos situados en la segunda mitad del siglo XIX, que es cuando el capitalismo está a las puertas deirrumpir en el escenario mundial en lo que Vladimir Ilich Lenin llamó su fase imperialista.

La sociología se constituye en ese escenario de auge capitalista; y surge para intervenir –como potenciadora de los mismos— en esos cambios. Es decir, la sociología, en su constitución como disciplina científica, es un saber transformador. Sin embargo, lo es como un saber científico. Lo cual quiere decir quebusca articular en su quehacer las dos exigencias que, desde Kant, se consideran imprescindibles para cualquier ciencia: (a) las formulaciones teóricas (con un conjunto de conjeturas e hipótesis sobre la realidad social) y (b) criterios experimentales específicos para lo social, siempre difíciles de establecer y de poner en práctica.

De esta doble exigencia de cientificidad se derivará unaprimera línea de clasificación entre autores y corrientes de la sociología: los teóricos, con sus contribuciones –no exentas muchas veces de una enorme carga especulativa— sobre la naturaleza de lo social y los experimentadores, con sus afanes de diseñar pruebas y mediciones sujetas a revisión y previsión cuantitativa. Y, entre unos y otros, el quehacer sociológico cotidiano, con sus contribucionesmás inclinadas hacia lo teórico o hacia lo experimental, sin abandonar completamente –como debe ser— ninguno de los dos terrenos. Asimismo, en esta convergencia (o divergencia) entre teoría y experimentación radica una de las líneas centrales de los debates que han caracterizado a la sociología desde siempre.

Ahora bien, como ya se dijo, la sociología pretende intervenir en la realidad social,potenciando los cambios que en esta realidad se van fraguando. Hay dos caminos de intervención posibles: la reforma social y la transformación revolucionaria. Y los sociólogos y las sociólogas más conscientes de las opciones y compromisos de su profesión van a insertar su quehacer en una u otro camino. Habrá quienes, no obstante, presumirán de una neutralidad (y objetividad) a toda prueba, pero...
tracking img