El santo rosario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1091 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SANTO ROSARIO

El santo Rosario es una devoción mariana de las más antiguas y más conocidas entre el pueblo cristiano. Una tradición muy remota atribuye a santo Domingo de Guzmán, fundador de los Dominicos, la composición de este rezo. Pero fue el Papa san Pío V quien, con una Bula publicada en el año 1569, le dio la forma que usamos hasta ahora contemplando 15 misterios de gozo, dolor ygloria. El Papa Juan Pablo II , el 16 de octubre de 2002 en Carta apostólica «Rosarium Virginis Mariae» ha agregado al rosario tradicional 5 nuevos misterios llamados "misterios de luz".
- Cómo se compone
El santo Rosario se compone del rezo de 20 Padrenuestros, de 200 Avemarias y de 20 Gloria al Padre. Estas oraciones que son las más conocidas ent el pueblo cristiano están repartidas en 20misterios.
En cada misterio se recuerda y contempla un acontecimiento de la «historia de la salvación», es decir de la vida de Jesús y de la Santísima Virgen Maria.
Después de hacer memoria de cada misterio, se rezan un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria al Padre.
-CUATRO series de misterios
Los 20 misterios se reparten en cuatro series:
-5 «gozosos», En los cuales meditamos los comienzos delacontecimiento de la redención humana: desde la anunciación a María y la encarnación del Hijo de Dios en sus entrañas, hasta la adolescencia de Jesús.
-5 «Luminosos» Pasando de la infancia y de la vida de Nazaret a la vida pública de Jesús, la contemplación nos lleva a los misterios que se pueden llamar de manera especial «misterios de luz». En realidad, todo el misterio de Cristo es luz. él es«la luz del mundo» (Jn 8, 12). Pero esta dimensión se manifiesta sobre todo en los años de la vida pública, cuando anuncia el evangelio del Reino.
- 5 «dolorosos», n los cuales recordamos los momentos más sobresalientes de la pasión y muerte de Jesús.
- 5 «gloriosos», en los cuales contemplamos el triunfo de Jesús, la venida del Espíritu Santo y la glorificación de la Santísima Virgen María.
-Modo de rezar el Rosario
Ordinariamente se rezan:
- los misterios gozosos los lunes y sábados
- los misterios luminosos los jueves
- los misterios dolorosos los martes y viernes
- los misterios gloriosos los miércoles y domingos
Cuando se celebra alguna fiesta importante es conveniente rezar los misterios más apropiados para esa fiesta: por ejemplo en Navidad conviene rezar los gozosos, aunquela fiesta caiga en viernes o en domingo.
- Se procede de esta manera:
Alguien anuncia el misterio correspondiente, y después, mientras con la mente se va contemplando o meditando ese acontecimiento de salvación, con los labios y el corazón se van rezando el Padrenuestro, las Avemarías y el Gloria al Padre.
Otras invocaciones que a veces se añaden entre un misterio y otro, según las costumbrespersonales o de cada lugar, no son parte integrante del rezo del Rosario.
| MISTERIOS DE LUZ |
Pasando de la infancia y de la vida de Nazaret a la vida pública de Jesús, la contemplación nos lleva a los misterios que se pueden llamar de manera especial «misterios de luz». En realidad, todo el misterio de Cristo es luz. él es «la luz del mundo» (Jn 8, 12). Pero esta dimensión se manifiestasobre todo en los años de la vida pública, cuando anuncia el evangelio del Reino. Deseando indicar a la comunidad cristiana cinco momentos significativos –misterios «luminosos»– de esta fase de la vida de Cristo, pienso que se pueden señalar:
1. El bautismo de Jesús Misterio de luz es ante todo el Bautismo en el Jordán. En él, mientras Cristo, como inocente que se hace ‘pecado’ por nosotros (cf. 2Co 5, 21), entra en el agua del río, el cielo se abre y la voz del Padre lo proclama Hijo predilecto (cf. Mt 3, 17 par.), y el Espíritu desciende sobre él para investirlo de la misión que le espera.
2. Las bodas de Caná Cada uno de estos misterios revela el Reino ya presente en la persona misma de Jesús. Misterio de luz es el comienzo de los signos en Caná (cf. Jn 2, 1-12), cuando Cristo,...
tracking img