El ser y la nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 414 (103298 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sistema de la lógica objetiva
Por el

Dr. Ge. Wilh. Friedr. Hegel,

Profesor de Filosofía en la Real Universidad Federico-Guillermo de Berlín. Caballero de la Orden del Águila Roja de Tercera Clase.

Primer volumen

la d o c t r i n a del s e r

Stuttgart y Tubinga, Librería de J.G. Cotta. 1832

21: 4

Cicer[ón]. Tuscul[anarum] quaest[ionum] lib. II. cap. 1. Est enim philosophiapaucis contenta judicibus, multitudinem consulta ipsa fugiens, eique suspecta et invisa.

[Cicerón, Cuestiones tusculanas. II, 4: “La filosofía se contenta en efecto con ser juzgada por pocos, huye intencionadamente de la multitud y es a su vez tan odiada como sospechosa”.]

PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICIÓN

La reforma plena que el modo filosófico de pensar ha experimentado entre nosotrosdesde hace unos veinticinco años y la más alta perspectiva que la autoconciencia del espíritu ha alcanzado sobre sí en este período de tiempo han tenido hasta ahora poca influencia en la configuración de la l ó g i c a . Lo que antes de este espacio de tiempo se llamaba metafísica ha sido, por así decirlo, extirpado de raíz y desaparecido de la lista de las ciencias. Dónde cabe escuchar las voces dela ontología de antaño, de la psicología racional, de la cosmología o incluso de la teología natural de otrora, o dónde les está siquiera permitido hacerse escuchar aún? ¿Dónde podrían despertar todavía interés investigaciones dedicadas, por ejemplo, a la inmaterialidad del alma o a las causas mecánicas y finales? Hasta las pruebas de la existencia de Dios, antes de curso corriente, son ahoradeducidas sólo de un modo histórico o en favor de la edificación y elevación del ánimo. Es un hecho que el interés por el contenido de la antigua metafísica, por su forma, o por ambas cosas a la vez, se ha perdido. Si digno de nota es que a un pueblo le llegue a ser inservible, por ejemplo, la ciencia de su derecho político, así como sus convicciones, sus costumbres y virtudes éticas, al menos igualdigno de nota es que un pueblo pierda su metafísica, que el espíritu, que se ocupaba con su propia esencia pura, no tenga ya ninguna existencia efectiva en el mismo. La doctrina exotérica de la filosofía kantiana: que al e n t e n d i m i e n t o n o l e e s t á p e r m i t i d o s o b r e v o l a r l a e x p e r i e n c i a , pues de lo contrario se tornaría la facultad de conocer en r a z ó n t eo r é t i c a , incapaz de por sí de incubar otra cosa que e l u c u b r a c i o n e s m e n t a l e s , ha servido para justificar desde el lado científico la renuncia al pensar especulativo. En apoyo de esta doctrina popular acudió el griterío de la moderna pedagogía, la miseria de estos tiempos, que dirige su mirada al estado inmediato de necesidad, de modo que, así como para el conocimientosería la experiencia lo primordial, así también para conducirse con habilidad en la vida pública y en la privada sería incluso nociva la intelección teorética, pues en general lo esencial, lo único provechoso, sería el ejercicio y la educación práctica.- Al / trabajar así codo con codo la ciencia y el común entendimiento humano por llevar a cabo el hundimiento de la metafísica, parecía que iba adarse el singular espectáculo de ver a u n p u e b l o c u l t o d e s p r o v i s t o d e m e t a f í s i c a : algo así como un templo por demás ricamente adornado, pero sin sagrario.- La teología, custodia en tiempos pasados de los misterios especulativos y de la metafísica –dependiente empero de la primera-, había abandonado esta ciencia para darse a los sentimientos, a lo práctico en sentidopopular y a lo erudito de tipo histórico. A un cambio tal responde de otra parte el hecho de que desaparecieran [los eremitas,] esos s o l i t a r i o s sacrificados y separados del mundo por su pueblo para que estuviera

presente la contemplación de lo eterno y una vida sólo dedicada a servir, mas no en vista de alguna utilidad, sino por mor de la bienaventuranza; es ésta una desaparición que,...
tracking img