El si de las niñas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1356 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción biográfica y crítica a «El sí de las niñas»
Juan Antonio Ríos Carratalá

INTRODUCCIÓN BIOGRÁFICA Y CRÍTICA
I. Introducción.El teatro español del siglo XVIII es una realidad rica y multiforme que no se puede resumir fácilmente. Sin duda alguna Leandro Fernández de M oratín es el dramaturgo más representativo de aquella época y su comedia El sí de las niñas (1806) constituye laculminación de una de las tendencias básicas del teatro español dieciochesco, epígrafe que podemos extender cronológicamente hasta las primeras décadas del siglo XIX. Ahora bien, a través de M oratín y su obra sólo conocemos una parcela, tal vez la más significativa, de la escena española de entonces. Una parcela, la ocupada por la comedia neoclásica, que debe ser puesta en relación con otras formasdistintas de entender la creación teatral y con una diversificación del público que acude con distintos objetivos a las representaciones. Desde aquellos espectadores que desean disfrutar observando la espectacularidad de las batallas escenificadas en las comedias heroicas hasta los que buscan la risa de los sainetes y la alegría de los bailes, pasando por otros que se maravillan con lossorprendentes fenómenos de las comedias de magia, hay una gran diversificación del público y, de manera paralela, del teatro que intenta satisfacer los deseos del mismo. En ese marco, la comedia neoclásica cultivada por M oratín constituye una pieza más, aunque la crítica la haya realzado justamente. Por lo tanto, el estudio del citado comediógrafo y su obra sólo nos permite conocer una de las múltiplesfacetas del teatro español de su época. Hecha esta salvedad, podemos afirmar que El sí de las niñas es una comedia que ejemplifica los aciertos, las posibilidades y las limitaciones del teatro moratiniano y de buena parte de sus colegas neoclásicos. Esta obra supone la culminación del coherente concepto teatral mantenido por un autor que, a su vez, culmina una tendencia que había tenido sus másinmediatos y destacados predecesores en su propio padre, Nicolás Fernández de M oratín, y Tomás de Iriarte. Esta trayectoria sitúa a El sí de las niñas en el vértice de la comedia neoclásica, uno de los géneros dieciochescos que más carga renovadora aportaron a la historia del teatro español de aquella época. Su lectura y estudio nos revela, pues, los objetivos de un teatro que deseaba instruir almismo tiempo que deleitar, que buscaba sus argumentos y personajes en

una realidad inmediata que servía de base a unas estructuras dramáticas destinadas a provocar la reflexión de los espectadores. Un teatro que concebía el respeto a la preceptiva neoclásica como el medio idóneo para elaborar unas comedias que, a diferencia de otros géneros de la época en busca de la transgresión o la huida de lahuida de la realidad, intentaban críticamente con distintos problemas de la España de finales del X VIII y principios del XIX. Y un teatro que, aparte de su vinculación con el entorno histórico, constituye un modelo dramático imitado a lo largo de todo el siglo XIX por su capacidad de adaptarse a diferentes circunstancias. Por lo tanto, El sí de las niñas nos ofrece un cuadro parcial de la épocadonde, a través de una construcción dramática ejemplar, contemplamos cómo su autor aborda un problema crucial de aquel entonces: la libre determinación de los hijos a la hora de contraer matrimonio. La contemplación de este cuadro nos permite conocer mejor una realidad histórica bastante alejada de la nuestra. Pero, al mismo tiempo, nos brinda la posibilidad de ver cómo M oratín se ajustó a unaestructura dramática perfecta, adecuada para alcanzar los objetivos propuestos y ejemplar para muchos autores posteriores. Estos aciertos nos permiten dejar en un segundo plano sus limitaciones, derivadas en su mayoría de la caducidad del mundo social y cultural llevado a escena por M oratín. Nos encontramos ante una obra clásica que, como tal, nos invita a trasladarnos a otra época, a las...
tracking img