El significado de las habilidades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2775 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El significado de las habilidades: la lectura
Pese a la existencia, en la vida moderna, del cine, la radio y la televisión, los anticuados medios de comunicación, lectura y escritura, aún son los indiscutibles primeros pasos hacia el éxito entre los adultos modernos. Por fortuna todos los niños, incluso los menos adelantados, pueden aprender a leer, a menos que exista algún daño orgánico.Algunos niños pueden necesitar menos tiempo que otros, pero ésa no es una virtud; otros pueden requerir más tiempo, y eso no es una falla. Pero el fantasma de la incapacidad de aprender ronda a los padres contemporáneos, y eso sí es un infortunio. Preguntas sobre cuándo debe empezar un niño a leer, cuál es el método más eficaz para apresurar el proceso (o al menos, para garantizarlo positivamente), quémateriales son los mejores, cuántas horas diarias debe dedicar a practicar, son puntos que causan preocupación y polémica entre padres y maestros, directivos escolares y psicólogos.
Puesto que ningún adulto contemporáneo recuerda que ninguna de esas controversias existiera cuando él estaba aprendiendo a leer, el actual debate produce una impresión de progreso sobre los métodos ineficientes delpasado. Sucede que no es precisamente así. Aunque recientes claves importantes acerca de la influencia de la limitación ambiental y del desarrollo neurológico nos están dando una mayor comprensión de las causas de algunos fracasos, esta información no modifica radicalmente los enfoques básicos hacia la mayoría de los niños.
Por lo general no se comprende que las ideas contradictorias acerca de cómose debe enseñar a leer han tenido altibajos durante décadas, con una regularidad entre reacción y contrarreacción, que han presentado el rechazado método de una generación pasada como la última innovación del texto. Los desacuerdos actuales embonan limpiamente en esa pauta, salvo por mejores insights de las causas de fracaso antes mencionadas, con una complicación agregada. En nuestra época, losmedios de información han sacado a la arena pública una cuestión que antes sólo existía en los salones académicos. Poner a los padres al corriente de los problemas de educación es una tarea que debió ser emprendida hace tiempo por los educadores, y no lo fue. Como resultado, el rápido y omnipresente atractivo de los medios de comunicación ha producido una histeria masiva acerca de la lectura,mucho más dañina para el progreso de los niños que cualquier posible método de lectura. No sólo los padres sino también las escuelas han quedado atrapados en la red.
Se ha hecho creer al público en general que la actual controversia gira en torno de la eficiencia de enseñar fonética contra la pereza de no enseñar fonética; la insistencia actual está en favor del enfoque directo a la fonética (comoantes de 1920). Pero la disputa entre fonética y no fonética es una simplificación engañosa de una situación compleja entre enseñar y aprender. Existen dificultades especiales al aprender a leer la lengua inglesa que no se encuentran en ciertos lenguajes fonéticos como el ruso, el hebreo, el español o el noruego.
El mismo desarrollo histórico que explica la riqueza de la lengua inglesa esresponsable de las irregularidades de ortografía y de pronunciación que hacen que, en su forma impresa, sea difícil de descifrar. El inglés fue alimentado por muchos idiomas y se ha adaptado, a lo largo de los siglos, a toda una variedad de cambios culturales. Por consiguiente, una ortografía arcaica coexiste con nuevas combina-ciones de letras para los mismos sonidos, y existen pronunciaciones idénticasen toda una variedad de apariencias. Feud, few, y hue; knight y night; cite, psychology y site; to, too, two y through; trough, off, philosophy, y fill,- cat, kit, y chasm; bear, bare, y lair,- bread y bred,*** no son más que un puñado de variedades de los modos en que ciertos sonidos dados se pueden presentar a un incipiente aprendiz de inglés, de cualquier edad. Como la ortografía inglesa no es...
tracking img