El silencio y la escucha

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1639 palabras )
  • Descarga(s) : 21
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
IS. 50, 4 – 5 . 10

“ EL SEÑOR ME HA INSTRUIDO PARA QUE YO CONSUELE A LOS CANSADOS CON PALABRAS DE ALIENTO. (Experiencia en el pozo de Jacob para luego poder decir “vengan a mi los cansados y agobiados”)
TODAS LAS ME HACE ESTAR ATENTO PARA QUE ESCUCHE DOCILMENTE.
EL SEÑOR ME HA DADO ENTENDIMIENTO, Y YO NO ME HE RESISTIDO NI LE HE VUELTO LAS ESPALDAS.
USTEDES QUE HONRAN AL SEÑOR YESCUCHAN A SU SIERVO (JESUS): SI CAMINAN EN LA OSCURIDAD, SIN UN RAYO DE LUZ, PONGAN SU CONFIANZA EN EL SEÑOR; APOYENSE EN SU DIOS”.

Dios quiere hablarnos, instruirnos y darnos entendimiento espiritual y se complace cuando le dejamos hablar en nuestro corazón.
La Iglesia (sabia maestra) a menudo nos habla del SILENCIO LITURGICO.
El silencio litúrgico es lo que nos capacita para escuchar a Dios.
Elescuchar tiene su fuente en el amor de Dios.
Cuanto más se ama a Dios, mas se quiere vivir a sus pies, en silencio para escuchar el susurro de su voz.
Debemos desarrollar nuestros oídos interiores, los del corazón para saber escuchar.
Muchas veces decimos “yo no puedo hablar con fulano o sutano porque no me escucha” Si fulano o sutano no escucha es porque no tiene interés en oír lo que lequeres decir. Si no escucha es porque no te ama. EL QUE NO AMA NO ESCUCHA.
Pero para poder escuchar es necesario el silencio.
A veces subestimamos el valor del silencio. Damos poca importancia a sus beneficios. Esperamos que nuestra experiencia de Dios nos “ toque”, nos “ mueva”, nos “ agite” por dentro. Pero no siempre suele ser así. La experiencia suele parecerse mas a un silencia en calma o a unasuave brisa que a un terremoto. Recordemos lo que le sucedió a Elías ( 1 Re 19, 11-13)
Lo normal es que experimentemos a Dios en la profundidad y en la paz interior de nuestra alma, que es donde nacen las convicciones mas profundas.
No basta pensar que Dios nos ha hablado para asegurar que así fue. A todos nos puede engañar fácilmente nuestras propias experiencias interiores subjetivas.Quizás muchas de ellas se parezcan mas a los vendavales y huracanes que a la suave brisa o al silencio en calma donde se reconoce la presencia de Dios.
Solo en la tranquilidad interior dominada por la gracia, la palabra objetiva de Dios, la verdad de la revelación y las convicciones profundas en la fe (y en la obediencia) podemos realmente experimentar a Dios.
La experiencia hecha en el silencio puedeser mucho más fascinante que los temblores sísmicos. En el silencio pasan cosas que nunca sucederán en el torbellino del ruido.
Es en el silencio, por lo general, donde comprobamos la validez de nuestras experiencias hechas con la gente y a base de emociones.
¿no decimos acaso que necesitamos tiempo para pensar en tal modo?
Y cuando estamos presionados por las ofertas y sentimos que nosestamos dejando arrastrar por la propaganda ¿ no buscamos un momento de silencio para pensar con calma lo que queremos?
Por más que nos disguste el silencio, terminamos buscándolo cuando tenemos cosas importantes en juego.
Confiamos mucho más en el silencio y en lo que acontece dentro de nosotros durante la reflexión silenciosa que en nuestras decisiones tomadas en medio del ruido y del ajetreo delas emociones pasajeras.
Todos los que han buscado a Dios a trabes de los siglos y milenios han sentido la necesidad de desconectarse de lo exterior para hablar con El y sobre todo, para escucharle a El.
Ahí están los monasterios y santuarios de todas las religiones, ahí los lugares de oración en el desierto, en las montañas mas remotas, lejos de las pisadas de la gente.
Si quieres escuchar aDios, necesitas SILENCIO.
Hablar es cosa fácil, no así escuchar.
Escuchar tampoco es lo mismo que oír, porque yo oigo llover pero no escucho que me diga nada.
Por eso Dios nos dio dos orejas y tan solo una boca, porque es más importante escuchar que hablar.
Dice el Talmud sobre las siete costumbres que tiene el sabio: no habla ante su superior en años o en ciencia, no interrumpe la palabra de...
tracking img