El sistema político mexicano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8420 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen:


El Sistema Político Mexicano

I.-ENTENDIMIENTO OSCURO, CLARA ORIGINALIDAD.


Pocos serán los mexicanos más o menos ¨leídos y escribidos´´ que no tengan opiniones definidas sobre la política y los políticos de su país. Debería sin embargo, llamarse ¨impresiones´´ y noopiniones, pues son marcadamente subjetivas, es decir, hijas del temperamento de quien las emite o, cuando mucho, de su visión personal y del circulo de las relaciones inmediatas, el fundamento usual que tienen es la lectura del diario, el dicho de otras gentes o el vago recuerdo de un hecho o un dicho del presidente de la republica.

Como manipula el gobierno los lazos que no lo unen con lasorganizaciones obreras .Por desgracia, hasta ahora semejantes opiniones se han presentado tan sólo de un modo ocasional y sin la suficiente congruencia para apreciar su verdadero alcance.

Pues de todo, esa situación, por muy lamentablemente que considere, no deja tener algunos motivos. Desde luego, al parecer México es tierra poco propia para el gran pensador y el gran escritor político, extraño aprimera vista porque la nación inicia su independencia a la sombra de grandes escritores como: Fray Servando, Mora, Otero, Alamán. Pero ya significativo que el segundo gran sacudimiento nacional de la reforma, no haya producido un solo político, aunque se dieron entonces los hombres de talento y de mejores aptitudes literarias que hasta ha tenido el país. Díganlo, si no, Melchor Ocampo, Miguel Lerdo deTejada, Ignacio Ramírez, Francisco, etc. En los albores del Porfiriato apuntan como las promesas los jóvenes Justo Sierra, Francisco G.Cosmes, y sus mayores José María, Ignacio Altamirano. Ninguno de ellos, empero, un gran escritor político, o sea el que deja algo de el comentario periodístico ocasional, por oportuno y agudo que haya sido en su momento. En cambio el responso del Porfiriato locantan un sólido escritor político, Emilio Rabasa y un comentarista brillante y llamativo, Francisco Bulnes.

El hecho tan extraño de que México haya dado contados grandes escritores políticos tiene, a su vez, una explicación. En efecto, es incuestionable que el país ha producido hombres de clarísimo talento; además, el mexicano se ha interesado vivamente en la política y ha participado en ella algrado de que hasta muy recientemente ha ´preferido ese oficio a los socorridos de la iglesia y de la armas.

Sin embargo, la mayor calamidad de todas es la forma peculiar como se hace política en México. Alguna vez fue abierta, digamos durante los años que pretendieron al Congreso Constituyente de 1856 y durante los diez de la Republica Restaurada (1867-1876). Hubo entonces una prensa querepresentaba los distintos matices de los partidos conservadores y liberal, que gozaba de la más completa libertad y que contaba con escritores de una inteligencia sorprendente.

El gobierno en turno, por supuesto, solía tener asegurada una fuerte mayoría parlamentaria; pero en ningún momento dejo de haber una minoría opositora que, por su agresividad, su talento y su destreza, desempeño con eficaciala función de censor avisado y resuelto del gobierno.
Esta situación comenzó a cambiar con el advenimiento de Porfirio Díaz. Declino la calidad intelectual y moral de los periodistas; la oposición parlamentaria fue debilitándose hasta desaparecer por completo desde 1888. El poder ejecutivo federal acabo por ser la mayor fuerza política y económica del país, y, por lo tanto, como todo dependíade el, solo los suicidas desatendían la necesidad de acercársele.

Durante la revolución se ha producido una situación muy semejante, aunque por razones diversas. De 1911 a 1928 la política abierta, y en ocasiones tan ruidosa, que sus conflictos mas escondidos llegan a dirimirse a balazo limpio. A partir de 1928 esa política abierta, ruidosa hasta violenta, comienza a modificarse, en parte...
tracking img