El socio libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 106 (26433 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VI
SOLO a los postres, Julián vino a sentirse bien en esa atmósfera de lujo exagerado.
Todo, desde la enorme lámpara Luis XV que parecía retorcerse con mimos de jamona, hasta
Goldenberg con sus botones de camisa y sus gemelos de brillantes, rechoncho y coloradote, como
los mozos apostados detrás de cada comensal, exudaba rastacuerismo en esa casa.
Sólo Anita Velasco con su melena a lagarçonne, y sus ojos misteriosos y alargados que parecían
hacer juego con la marquesa de esmeralda de su anillo, vestía sobriamente un traje blanco con
reminiscencias griegas.
Los demás invitados –¡Oh! aquello era un arca de Noé– formaban un conjunto pintoresco.
No es que faltaran hombres importantes: ese viejo de facciones cetrinas y alargadas como trazadas
por el Greco, era sin duda un ministro deCorte, un Consejero de Estado, o algo parecido. Ese
petimetre de largo cuello y que miraba con ojos de carnero a la señora exuberante y rubia que
hablaba como un Baedecker sobre su último viaje por Europa, debía ser un bailarín empedernido.
El señor de barbas negras y tinte aceitunado debía ser un diplomático.
Debía ser, porque Julián así lo creía simplemente. En realidad no conocía a nadie,sino a Urioste, un
Corredor, amigo íntimo de Goldenberg, que era el terror de la Bolsa de Comercio.
La presentación no había servido para nada.
–El señor... un amigo... la señora del señor...
En tratándose de presentaciones, Goldenberg olvidaba nombres y apellidos, así se tratara de su
propio padre, y no salía de “el señor”, “el amigo”, “la señora del amigo”, “el amigo de la señora”...
Menosmal que su vecina parecía conocer a Julián íntimamente.
–Lucho me habla de Ud. con gran cariño. El es un bohemio ¿verdad?; pero ¡qué simpático! Me
encanta esa manera alegre de mirar la vida.
Ud. es más serio ¿no es cierto? Y a propósito, ¿qué fue de ese amor romántico con aquella
diplomática italiana...?
–¿Amores? ¡Qué locura! –decía hipócritamente Julián, mientras buscaba y resolvía en eldesván de
sus recuerdos quién podía haber puesto a esa mujer al tanto de aquella vieja historia.
–¡No lo niegue! Conozco todos sus secretos. ¡Hasta la escena del sombrero verde!
Julián estaba realmente intrigado. Esa mujer con rostro de gitana, que él recordaba haber visto
alguna vez, parecía conocer los detalles más íntimos de su vida.
Ella, en tanto, se reía a carcajadas.
Por fortuna paraél, la voz grave del magistrado con cara de cuadro de el Greco, se imponía a la
atención de todos los comensales, asegurando que “el orden público no puede coexistir con la
revolución”.
Y luego, subiendo más el tono:
–La absorción de todos los poderes en una sola mano, lleva, sin duda, tarde o temprano al
despotismo. Es una ley histórica ineludible.
El lo prefería, no obstante a la revolución.Un gobierno fuerte, un gobierno capaz de luchar en contra
de “eso” ¿cómo lo diría para no ofender a las señoras...? Pedía mil disculpas a la concurrencia por
tener que referirse a una cosa tan grosera... pero no había otra palabra...
Reinaba verdadero estupor. ¿Qué iría a decir don Cipriano, un hombre tan medido?
Él seguía buscando otro vocablo. De nuevo solicitaba el perdón de los caballerosy en especial de
las señoras para referirse a algo tan sucio... pero tenía que decirlo de una vez por todas: “¡la
democracia inmunda!”. Esa era la ruina del país. Si no se la dominaba, él –hombre de orden–
vaticinaba días muy tristes para la República. Por desgracia, él los veía venir. Pronto, muy pronto
habría un cambio de gobierno...
El Corredor dio un salto en su silla.
–¿Cómo? Pero esono sucederá antes de la mala...
Se ponía nervioso ante la idea de que aquellas siniestras predicciones pudieran realizarse antes del
18 de Mayo. A contar desde esa fecha… ¡lo que quisiera don Cipriano!
–¿Pero Ud. cree realmente en un cambio de régimen? Preguntó Goldenberg, con la boca llena.
–No sólo creo; lo veo venir.
–En todo caso no hay que decirlo –observó Urioste. Puede producir un...
tracking img