El submundo de la lucha libre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2583 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 18 de agosto de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Articulo especial que fue publicado en la prestigiada revista Proceso
A golpes de droga, anabólicos y licencias sin control, la lucha libre en México se aleja de las leyendas de carne y hueso, y sucumbe ante el fisicoculturismo y la televisión que casi todo lo deforma. Los luchadores deportistas son asunto del pasado. Los de ahora se llaman gladiadores y poco saben del arte que se despliegaarriba de los encordados.
Víctimas del éxito instantáneo, los ahora ídolos importados del pancracio se reflejan en émulos nacionales que apenas si saben quiénes fueron El Santo y Blue Demon.
A penas se asoma uno al submundo de la lucha libre y las historias de tragedia brotan sin control.
Los hay quienes purgan penas en las cárceles, acusados por delitos contra la salud o delincuencia organizada.Los que padecen “ataques de ansiedad”, que ya han cobrado vidas.
Los que asumen su adicción a las drogas, a los anabólicos, principalmente, y al alcohol, que emerge ya como un elemento secundario.
La radiografía de este deporte en México incluye el caso de luchadores en el olvido, enfermos y en malas condiciones físicas, secuelas del fragor de las batallas.
Y, también, la corrupción, amparadaen la falta de un reglamento que controle la “venta” de licencias para supuestos luchadores que no cumplen con los requisitos mínimos de la disciplina.
Un ingrediente más: los que antes soñaban con emular a las leyendas de la lucha libre –El Santo, Blue Demon, Mil Máscaras– hoy tienen en sus mentes como prototipos a seguir a los personajes de la compañía estadunidense de luchas World WrestlingEntertainment (WWE).
Según El Hijo del Santo, ahora sus compañeros pretenden emular los cuerpos atléticos de los gladiadores gringos, esculpidos por la “magia” de los anabólicos.
Protagonista de la vieja generación de luchadores, El Cachorro Mendoza apuesta a que el día que en México se realice un antidoping a conciencia, “difícilmente algún luchador saldrá bien librado”.
Apenas en abril pasado eltabasqueño Andrés Alejandro Palomeque González, conocido como Abismo Negro, falleció ahogado en un río en el estado de Sinaloa tras sufrir “un ataque de ansiedad”.
De acuerdo con las versiones, Abismo Negro, uno de los luchadores emblemas de Televisa (integró el elenco del programa Vida TV) y la empresa Triple A, tomó un autobús en Mazatlán con destino al Distrito Federal.
Alrededor de la 1:30horas solicitó al conductor detener el vehículo, y en plena oscuridad se internó en un paraje a la altura del kilómetro 190. El luchador, de 38 años, apareció ahogado en el puente El Rosario, Sinaloa.
El lunes 15, los luchadores profesionales de la Triple A, Gilberto Cosme Ramírez (El Mesías) y Roberto José Islas (Billy Boy), así como el réferi Fernando Landa Batista (El Hijo del Tirantes) fuerondetenidos por agentes de la Policía Municipal de Chihuahua por una denuncia de un conductor. Los cargos: consumo de cocaína.
El presunto afectado, Fernando Córdova, denunció que condujo a los luchadores al hotel Centenario y que durante el trayecto éstos inhalaron cocaína, hasta emprenderla a golpes contra él, tras reclamarles por sus actos.

Las viejas historias

Con una trayectoria de 34años en los cuadriláteros, El Cachorro Mendoza deja ver parte del entramado. Reconoce que la explotación al luchador persiste desde los grandes exponentes de antaño y que los luchadores sólo contribuyen al enriquecimiento de los promotores.
“Los empresarios nos dicen: ‘Te vamos a hacer famoso con tu imagen en todas las partes’, y más que nada uno con el hambre de que lo conozcan y el afán desobresalir va dejando todo por nada, aunque los promotores digan: ‘Es que no cuidaste tu dinero’. No, es que no nos pagaron lo que de veras debemos ganar. Conozco a muchos luchadores que dan lástima. Es el caso de uno que no cuidó su dinero.”
El Cachorro sostiene: “Al igual que el boxeador, el luchador nunca está preparado para recibir todo. Cuando lo tiene, no sabe ni qué hacer porque se vuelve...
tracking img