El suicidio de un hombre feliz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15413 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL SUICIDIO
DE UN
HOMBRE FELIZ

ERIC GARCÍA GUADARRAMA

Gracias al Suicidio,
pues la idea en él me emancipó
y el acto en sí me liberó.

INTRODUCCIÓN

¿Qué harías si supieras el día preciso de tu muerte, que te quedara un año de vida exactamente?

Unos pasan los últimos tiempos en llanto y congoja desperdiciando su vida, amargados, enojados; regularmente atados por su actitudpesimista más que por enfermedades.

He aquí un claro ejemplo de lo contrario, muestra de una nueva forma de vida y muerte en la que uno es más dueño de sí mismo, más libre y pleno. En definitiva, feliz.

Dejo este diario para mostrar que mi prédica sí es realizable. La muerte sublime es alcanzable.

Y de la misma manera en que grandes hombres, héroes, santos y revolucionarios murieron por unideal, yo hago lo propio con el mío. Mi obra, desde mi vida hasta mi muerte, valida lo que pienso y escribo. Así he dado vida a mis ideas.

Os abro las puertas de mi mundo. Adelante.

17 de septiembre del 2010

Hoy es un día común, acorde a mi ritmo de vida monótona y tediosa.
Cautivado por el tenue soplo del viento y la apaciguada llovizna doy comienzo a mi único proyecto en mente, miúltimo propósito en vida, un final que de inicio me sostiene en pie para llegar por fin al fin de inicio.
Hoy me planteo profundamente el suicidio.

18 de septiembre

Salgo de mi última terapia psicológica. Solo duré cuatro sesiones. Ya no pienso volver, no tiene sentido. No quiero recibir auxilio para continuar viviendo cuando mi mayor anhelo es la muerte. Irónicamente yo fui quien solicitóatención psicológica.

Hace unos días me había estado atormentando la idea suicida, pero solo vagamente. A cada paso que daba, en cada movimiento que hacía y dejaba de hacer estaba presente el imperativo ¡suicídate! Por eso es que busqué deshacerme de esa idea que frenaba mi accionar cotidiano, añadiendo que veía al suicidio como un acto maléfico y criminal.
Las primeras sesiones agudizaron mimalestar. Con un pie al precipicio me detuve y dije –No puedo morir aún, no de esta forma-

19 de septiembre

Vino toda la familia de mi mamá a comer. Me disgusta demasiado recibir visitas en casa. Pero eso no es reciente; desde hace varios años me desagrada ir a reuniones familiares. Me dan bastante flojera.
Trajeron a mi abuela a pasar unos días en casa debido a su operación reciente. Esperono me resulte muy tedioso y que sean pocos días.

Por la tarde jugó el Toluca vs América. El futbol sigue siendo de lo poco en este mundo que me emociona; me pone nervioso y me brinda grandes aunque efímeras alegrías.

20 de septiembre

Terminé de leer “La tregua” y comencé con “Los grandes iniciados”. Si bien la tregua puede serme de apoyo para la elaboración del presente, la idea vagabaen mi mente mucho antes ya de haberlo adquirido.
He leído tantos libros, muchos con un personaje central muy similar a mí.

21 de septiembre

Ayer me dormí hasta las 3 y media de la mañana por estar trabajando en esto (debo pensar en darle un nombre a esto), escribiendo sobre mi concepto de felicidad. Es increíble como vuela el tiempo cuando te empeñas en algo.

Hoy la hostilidad hacia miescuela me acompañó todo el día. Cada vez me resulta más aversivo el ir a clases, el hacer tareas, etc. Comencé a pensar vagamente sobre claudicar antes de lo previsto. Si no hay largo plazo en mi porvenir, entonces ¿qué sentido tiene que siga yendo a la escuela? Tal vez solo me sirva como señuelo. Y ¿qué pasaría si les dijera a mis papas que ya no quiero estudiar más pues he elegido tomar otrocamino, “mi camino”? Si esa idea surgió hoy, seguro que vagará retumbante conmigo hasta… ¡Anhelo tanto olvidarme ya de todo¡

22 de septiembre

Tengo unas nuevas adquisiciones: “La nausea” y “Ecce homo”; aunados a las copias que saque de 4 libros sobre teorías del suicidio y otros más que encontré en internet.
Esto comienza a absorber todo mi tiempo y la universidad me quita demasiado.

Por...
tracking img