El taller y el cronometro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
el taller y el cronómetro (extractos/2)

Benjamin Coriat

fuente: “El taller y el cronometro” Ed. SigloXXI 13ed. 2003

III. EL «PENSAMIENTO ECONÓMICO» DE TAYLOR

Tecnología particular de control del trabajo asalariado, el taylorismo es también y por eso mismo una estrategia económica de conjunto "para él capital americano” 1.
«Estamos en la época de los trusts y los monopolios»,anuncia Taylor desde las primeras páginas del Shop management, a fin de indicar de entrada y claramente el carácter del período que se inicia y que exige romper con muchos arcaísmos. Y es que Taylor tiene unas ideas muy claras acerca del crecimiento económico, y no solamente del taller, como ordinariamente se cree. Estas ideas pueden resumirse en unas cuantas sentencias simples. La primera ideade, Taylor reviste la forma de un ma­nifiesto:

La fuente de la riqueza no la constituye el dinero, sino el trabajo.

Más explícito todavía:

La riqueza proviene de dos fuentes; en primer lugar, del ¡suelo y de 16 que se encuentra en el suelo y después, del trabajo, del nombre2.

Aquí se encuentra formulada deforma apenas distinta, la vieja idea de los clásicos ingleses según la cual la tierra es la «ma­dre» de la riqueza, mientras que el trabajo es él «padre». De hecho, esta identidad de puntos de vista entre Taylor y los clásicos se repetirá prácticamente en todos los temas impor­tantes.
Del axioma básico de que sólo el trabajo es creador de ri­queza, Taylor saca las últimas consecuencias, ya quehace de él el fundamento de una teoría del «crecimiento». En efecto, sólo un aumento de la productividad del trabajo puede favorecer el "desarrollo de la acumulación del capital


Estos cambios [de la productividad] son los que interesan al pobre, los que le dan el más alto nivel de vida y transforman los objetos 1 de lujo de una generación en objetos de primera necesidad para la i siguiente{DSE, p. 41).

Hecho notable: la idea de una producción y un consumo en masa está ya en germen en el aumento de la productividad. Desde luego, Taylor no ignora que la «superproducción existe de vez en cuando», pero fiel también en esto a los clásicos, se re­fiere a la ineluctabilidad de una ley de los mercados que, una vez asegurado el aumento de la productividad, garantizaría el buen desarrollode la realización de las mercancías. La aplica­ción a gran escala del scientific management

disminuiría los precios de costo en proporciones tales que nuestro mercado interior y exterior se vería considerablemente ampliado... Se haría desaparecer así una de las causas esenciales dé los períodos de subactividad, paro y pobreza3... De ese modo será posible pagar salarios mas elevados y disminuirel numero de horas de trabajo sin dejar por eso de mejorar las condiciones de trabajo y el confort de la casa (DSE, p39)

De ahí le viene esa formidable seguridad que opone de antemano a sus detractores:

Cualquiera que sea la oposición y de quienquiera que venga, cualesquiera que sean su forma y su importancia, todo dispositivo que permita economizar trabajo acabará imponiéndose; ése es unhecho histórico.(DSE, p.39)

Hay que precisar que estas consideraciones no tienen para Taylor —hombre de industria por excelencia— un carácter especulativo. En el momento en que interviene, los Estados Unidos sufren una mutación industrial acelerada. Acabada la guerra civil, el Nordeste industrial sé adueña a marchas forzadas del territorio americano, sometiendo la explotación de sus recursosa sus propios ritmos y modos. La guerra y el armamento le han dado este impulso, a partir del cual puede emprenderse la acumulación Los Estados Unidos están en vías de convertirse ya en la primera potencia industrial del planeta.4 Además, como ya se ha expuesto ampliamente, las trabas cuantitativas que suponían hasta entonces la exigüidad y rigidez del mercado del trabajo han sido derribadas...
tracking img