El teatro del oprimido como una posibilidad, entre otras muchas, en el proceso falsador de las teorías en las ciencias sociales.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1277 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEORIA ANARQUISTA DEL CONOCIMIENTO
El Teatro del Oprimido como una posibilidad, entre otras muchas, en el proceso falsador de las teorías en las ciencias sociales.

Para la realización de este ensayo me basé en el texto “Tratado contra el Método” de Paul Feyerabend, con esto quiero decir que si bien la obra del autor es mucho más extensa, peco de superficial en la lectura de la misma, y sólotomé algunos puntos de referencia del texto citado, a saber: el permiso de hablar sobre las artes dentro de las ciencias, la realidad es demasiado compleja como ara verla solo debajo de las simples reglas del método científico, la inhibición de la tendencia a borrar fronteras, la iniciativa de violar las reglas para producir el progreso, la necesidad de teorías alternativas para aumentar elcontenido empírico de los puntos de vista y la validez de las teorías alternativas. También me sirvo de otros autores como Augusto Boal e Irving Goffman para sustentar mejor mi propuesta.

Al final del capítulo cuatro Feyerabend escribe: “Es posible conservar lo que podríamos llamar la libertad de la creación artística y aprovecharse al máximo de ella, no solo como una válvula de escape sino como unmedio necesario para descubrir, y tal vez para cambiar los rasgos del mundo en que vivimos”, esta cita se convierte en el detonante de mi ensayo.

Además de que la teoría anarquista del conocimiento admite otras posibilidades epistemológicas dentro de las ciencias, este texto refuerza mi intención de buscar un punto de encuentro entre una rama de las artes (el teatro) y la ciencia sin quesignifique la subyugación de una debajo de la otra, o la desaparición de alguna de las dos.

Creo que lo que hacemos/creamos y pensamos/reflexionamos tiene que ver con nuestra propia perspectiva del mundo, partimos de nuestras propias cabezas pero también de nuestros cuerpos. Lo anterior no pretende ser una afirmación cerrada ni mucho menos dogmática, más bien a ello haría falta agregar, entre otrasmuchas cosas, la inmensa influencia que tiene la estructura social en esas individualidades, y la forma en que eso se da ha sido mucho mejor explicado por el marxismo. Aun así la dimensión del ser humano concreto ha sido descuidada por el marxismo y exageradamente menospreciada y desaparecida por el positivismo o el capitalismo como su elaboración práctica más concreta. Dichosamente, para mí,autores como Feyerabend se han preocupado por cuestionar los límites de la ciencia, las metodologías y teorías que pretenden ser objetivas y tratan de poner todo en estándares o en cuadros, ignorando, conscientes o no, la gran complejidad de la sociedad y desplazando lo subjetivo al plano de lo falso.

Feyerabend plantea que el desarrollo del conocimiento podría ser observable en la relación entreidea y acción. El teatro es la imitación del ser humano, y más concretamente de las acciones del ser humano. Los ensayos en el teatro no distan de ser la imitación de las conductas repetidas en la vida cotidiana, repetimos o ensayamos todo el tiempo nuestros papeles en la vida cotidiana.

Quise tomar específicamente una corriente teatral latinoamericana que me parece que tiene suficientes rasgospara ser analizados como epistemológicos, el teatro del Oprimido. Lo primero que hay que hacer es develar el Teatro del Oprimido y reconocer que además de ser una estética, es una corriente teatral latinoamericana que pone de manifiesto su lenguaje como parte inherente del ser humano; todas las personas actúan e interpretan distintos papeles en su vida cotidiana, inclusive, existe una gransemejanza entre lo que hacemos en los escenarios de la vida cotidiana, y lo que un actor hace cuando "hace teatro", además la gran diferencia es que los primeros no son conscientes de estar utilizando el lenguaje teatral, mientras que los segundos son conscientes de las acciones que realizan. Especialmente en el Teatro del Oprimido esta conciencia se maximiza, pues se trata de reflexionar sobre las...
tracking img