El temor ajehova

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7490 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
deber de aquellos que llevan el nombre de Cristo es honrarle y glorificarle en este mundo. Pero, hay grandes diferencias de opinión con respecto a la manera de hacerlo, y a lo que se requiere para conseguirlo. Muchos suponen que el honrar a Cristo simplemente significa unirse a alguna "iglesia", tomar parte en las actividades de la misma y apoyarlas. Otros piensan que el honrar a Cristo significahablar de El a otros y dedicarse diligentemente a hacer "obra personal". Otros parecen imaginarse que honrar a Cristo significa poco más que hacer contribuciones generosas a su causa. Hay pocos que se den cuenta que Cristo es honrado sólo cuando vivimos santamente en El, y esto, andando en sujeción a su voluntad revelada. Pocos, verdaderamente, creen las palabras: "El obedecer es mejor que lossacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros" (1ª Samuel 15:22). No somos cristianos si no nos hemos rendido plenamente a Jesús y le hemos "recibido como Señor" (Colosenses 2:6). Quisiera que consideraras esta afirmación con diligencia. Satán enseña a muchos hoy en día haciéndoles creer que confían en Dios para salvación en la "obra consumada" de Cristo, mientras que suscorazones permanecen sin cambiar y el yo gobierna sus vidas. Escucha la Palabra de Dios: "Lejos está de los impíos la salvación, porque no buscan tus estatutos" (Salmo 119:155). ¿Buscas realmente sus estatutos? ¿Escudriñas con diligencia su Palabra para descubrir lo que ordena? "El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él" (1ª Juan 2A).¿Es posible decirlo de modo más claro?"¿Por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis las cosas que os mando?" (Lucas 6:46). La obediencia al Señor en la vida, no meramente las palabras placenteras de los labios, es lo que Cristo requiere. ¡Qué palabra más solemne y qué advertencia más directa la de Santiago 1:221 "Sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotrosmismos." Hay muchos "oidores" de la Palabra, oidores regulares, oidores reverentes, oidores interesados; pero, ¡ay!, lo que oyen no está incorporado a su vida, no regula sus caminos. Y Dios dice que los que no son hacedores de la Palabra ¡se engañan a sí mismos!Por desgracia, ¡cuántos hay en la Cristiandad así, hoy en día! No es que sean verdaderos hipócritas, pero están engañados. Suponen que por elhecho de ver tan claro que la salvación es por la gracia solamente, ya están salvos. Suponen que por el hecho de que se hallan bajo el ministerio de un hombre que "ha hecho de la Biblia un nuevo libro" para ellos, ya han crecido en la gracia. Suponen que debido a que su almacén de conocimiento bíblico ha aumentado, son más espirituales. Suponen que el mero escuchar a un siervo de Dios o leer susescritos, es alimentarse de la Palabra. ¡No hay tal! Nos "alimentamos" de la Palabra solamente cuando nos apropiamos personalmente, masticamos y asimilamos en nuestras vidas todo lo que hemos oído o leído. Donde no hay una conformidad creciente del corazón y la vida a la Palabra de Dios, este conocimiento incrementado sólo va a servir para una mayor condenación. "Aquel siervo que conociendo lavoluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes" (Lucas 12:47)."Siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento pleno de la verdad" (2ª Timoteo 3:7). Esta es una de las características prominentes de los «tiempos peligrosos» en los cuales estamos viviendo ahora. La gente escucha a un predicador después de otro, asiste a convenciones y másconvenciones, lee libro tras libro sobre temas bíblicos, y nunca alcanza un conocimiento vital y práctico de la verdad, de modo que se produzca una impresión de su poder y eficacia en sus almas. Hay algo que se llama hidropesía espiritual, y las multitudes sufren de ella. Cuanto más oyen, más quieren ír; beben los sermones y los mensajes ávidamente, pero sus vidas no cambian. Están hinchados de...
tracking img