El temor a dios en hamlet (ensayo)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1029 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El temor a Dios en Hamlet
Lo primero que quiero enunciar en esta introducción es uno de los temas que más me ha llamado la atención y lo podemos ver a lo largo de la temática de esta obra en los distintos personajes y pasajes de la misma, que es el temor a lo desconocido, el temor a Dios. ¿Qué hay más allá de la tierra? ¿Existe el Cielo y el Infierno? ¿Existe el castigo divino? ¿Elasesinato, el suicidio, me llevarán al Purgatorio? ¿Tendré el descanso eterno? ¿Podrá mi alma descansar en paz?
La sombra errante del padre de Hamlet no puede descansar en paz y lo manifiesta en la quinta escena del primer acto cuando dice a su hijo “Yo soy el alma de tu padre, condenada por cierto tiempo a andar errante de noche y a alimentar el fuego durante el día, hasta que estén extinguidos ypurgados los torpes crímenes que cometí en vida”. Al ser asesinado, el padre de Hamlet no tuvo tiempo de arrepentirse de sus pecados ante Dios, perdiendo así la oportunidad del perdón por sus acciones pasadas. Por eso mismo, la sombra, le pide a su hijo que haga justicia para que él pueda lograr el descanso eterno, le cuenta que no es real lo que han dicho, que estando dormido una serpiente fue laque lo picó, sino que “La serpiente que quitó a tu padre la vida ciñe hoy su corona”.
En uno de los monólogos más importantes de la obra, dicho por el protagonista se plantea la duda del ser o no ser, de morir o vivir. Si se matase Hamlet, ¿obtendría el perdón de Dios? ¿O sería una cobardía? “¡Morir…, dormir; no más! ¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los milnaturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!” si Hamlet tuviese el valor de suicidarse, a pesar de que su dolor y sus conflictos terrenales acabarían, su alma errante tal vez lo llevaría al sufrimiento, pues no cumplió con los designios y mandatos con los que Dios lo envió a la tierra. Su cobardía de acabar con su vida no le proporcionaría el descanso eterno.
Podemos ver en la escenatres del tercer acto, en el monólogo del rey, su arrepentimiento por su atroz delito. Él quiere orar, pero su contradicción entre lo correcto y lo incorrecto, entre el perdón y la ambición del poder, lo hacen dudar de un sincero y verdadero arrepentimiento, “¿Puede uno lograr perdón reteniendo los frutos del delito? En las corrompidas corrientes de este mundo la dorada mano del crimen puede torcerla ley, y a menudo se ha visto el mismo lucro infame sobornar la justicia, mas no sucede así allá arriba. Allí no valen subterfugios; allí la acción se muestra tal cual es”. ¿Qué quiere decir con esto? Que no lograría tener paz, por eso la duda nuevamente. No puede ceder aquello que desea, su ambición puede más que la culpa o el arrepentimiento, pese al temor a Dios y al castigo, el cielo le esdesconocido, nadie vuelve de la muerte, por eso su temor. Pese a no estar convencido de su arrepentimiento, pide a los ángeles que lo socorran y a sus rodillas que puedan doblegarse, es decir, poder arrodillarse para poder pedir sinceramente perdón, con el corazón. El temor a Dios y al castigo es constante.
También vemos en Hamlet el temor a Dios cuando pudiendo matar o asesinar a su tío,mientras este pide clemencia en su rezo, desiste de asesinarlo por temor a que Claudio, al haberse confesado ante Dios, no pague sus culpas y obtenga así el perdón y ascienda a los cielos. “Un infame asesina a mi padre y yo, su hijo, aseguro al malhechor la gloria”, con esto, quiere decir, que él matándolo en ese momento lo liberaría de todos los males o culpas que tiene que pagar, sino que lo enviaríaal Cielo libre de culpas.
En la quinta escena del cuarto acto, Ofelia, en su locura, pide con su canto que Dios se apiade del alma de su padre, Polonio, y de todos los presentes“¡Dios se apiade de su alma! ¡Y de todas las almas cristianas! Así lo pido a Dios. Sea El con vosotros. Aún en su delirio, no se aleja de su amor y devoción hacia Él, y ¿por qué no temor? Dios es la constante.
En...
tracking img