El terrorismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3659 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El terrorismo. Una lectura analítica
Montserrat Bordes Solanas
Las definiciones más frecuentes de terrorismo ponen un énfasis interesado bien en el medio, bien
en el fin o en la causa de la actividad terrorista. Quienes insisten en la importancia del medio (el
uso del terror) suelen ofrecer una definición condenatoria. Quienes insisten en el fin (la
consecución de ciertos logros políticos)suelen ensalzar la actividad terrorista entendiéndola como
emancipatoria. Esta última es la perspectiva más frecuente entre los países del Tercer Mundo y
entre quienes denuncian la instrumentalización de su miseria económica por parte de los países
del Primer Mundo, mientras que la primera es más propia de los países de la Europa Occidental.
Quienes apelan en su definición a las causas de laformación del terrorismo pueden ser partidarios
(si la causa alegada es la percepción por parte del activista de la injusticia social y su deseo de
remediarla por el único medio que considera viable) o detractores (si se cree que la causa del
ingreso en un grupo clandestino armado está en algún tipo de desorden personal, emocional o
psíquico).
Así, el convenio de Estrasburgo de 1977 negaba alterrorismo su carácter político, con el fin de
permitir la extradición de los terroristas igual que se hacía con los delincuentes, una medida
sumamente útil para acabar con las revueltas contra ciertos regímenes. El Código Penal español en
su ley 44/1971 consideraba terroristas los “actos encaminados a la destrucción o deterioro de los
edificios públicos o privados, vías y medios decomunicación o trasporte… con objetivos entre
otros de atentar contra la seguridad del Estado y el orden público, la unidad nacional y el orden
institucional”. Ambas aproximaciones al concepto de terrorismo omiten perversamente la
mención del fin político al que sirve el terrorista.
Insistiendo en el medio usado por el terrorista para hacer valer sus reivindicaciones, el tercer
comité de la CuartaConferencia Internacional celebrada en París en 1931, calificaba de terrorista a
“cualquiera que, con el propósito de aterrorizar a la población, utilice contra personas o bienes
bombas, minas, explosivos, productos incendiarios, armas de fuego o cualquier otro instrumento
de destrucción, o cause o intente propagar cualquier tipo de enfermedad epidémica, epizootia, o
cualquier otra calamidad, o queinterrumpa o trate de interrumpir servicios públicos o de pública
utilidad…” Entre las deficiencias más obvias de esta definición se halla su incapacidad para
distinguir entre el terrorismo y la delincuencia común, por un lado, y el terrorismo y la actividad
bélica en general, por otro. Asimismo, según el artículo primero de la convención de Ginebra de
1937, los actos terroristas se incluyenentre los “hechos criminales dirigidos contra un Estado y
cuyo fin o naturaleza sea provocar el terror en personalidades determinadas, grupos de presión o
entre el público”. Esta definición no sólo condena el terrorismo como delincuencia, sino que
también confunde el medio (el uso del terror) con el fin (político).



Montserrat Bordes Solanas, El terrorismo. Una lectura analítica, España,Bellaterra, 2000.

En general, las definiciones que ofrecían los organismos oficiales internacionales eran claramente
filoestatalistas, es decir, protegían a los Estados incondicionalmente, sin distinguir entre actos
insurgentes de terrorismo dirigidos contra Estados demócratas de actos semejantes perpetrados
contra Estados dictatoriales o pseudodemocráticos. Las coloraciones emotivassuelen engendrar
definiciones perversas de “terrorismo” es el que ofreció el gobierno de apartheid en Suráfrica en
1967. Según los documentos de este régimen antidemócrata y racista, que tanto tiempo mantuvo
sometida a la mayoría negra, se consideraba terrorista “toda actividad que pusiera en peligro el
mantenimiento de la ley y el orden”. Una definición así es indeseable no sólo por la vaguedad...
tracking img