El tlacoyo mágico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (968 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Maldonado Orillo Juan Carlos
Intento de cuento

El Tlacoyo Mágico.

Una mañana, caminaba por las angostas calles de la ciudad. El ambiente era tranquilo: los gatos maullaban, los perrosladraban, las ranas (de la veterinaria) croaban, los pájaros cantaban, los niños jugaban, las personas andaban, algunas mujeres secreteaban y los grillos... los grillos a veces no dejan dormir por lasnoches. De repente comenzó a soplar una brisa que provocó el enrojecimiento del par de mejillas de aquella jovencita, puesto que le había alzado “un mucho” la falda.
El viento no cesaba, cuando mi vistafue opacada por un papel que cubrió la mitad de mi rostro. Lo retiré y enseguida leí lo que anunciaba “‘La Dama de las Memelas’ le invita a probar su amplia variedad de fritangas nutritivas, tenemosatole light”. Lo que más llamó mi atención fueron aquellas letras pequeñas del boletín que decían: en la presentación de este anuncio, recibirá un platillo especial sorpresa ¡totalmente gratis! Estoúltimo fue lo que me llevó al lugar, pues desde hace unos días los pesos habían volado de mi bolsa.
Llegando al sitio, ubicado en el fondo del mercado municipal, solamente llevaba el recuerdo de mipadre en la mente, ¡él fue el primer hombre en comer 70 pambazos en sólo media hora! y yo debía seguir con su garnacha-legado. Me introduje en la fonda y un halo de oscuridad se cernió sobre mí. A misespaldas escuché una tétrica voz que me dijo –“Probarás algo que ninguna otra cosa la igualará en sabor, está elaborada con capullo de gusano”- ¿Capullo de gusano? Debe ser una fritanga exótica-pensé-. Apareció un plato frente a mí portando un tlacoyo aderezado con salsa verde. Lo revisé y no vi nada de extraño en él, así que no importando otra cosa lo terminé de un mordisco. Al deglutir laúltima parte del bocado sentí un frío mayor que el que tuve el día que casi nos cachan copiando en el examen final de matemáticas; de igual forma escuché una risa siniestra, así que decidí seguir el...
tracking img