El trabajo y la cultura como formador del ser humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1265 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lección 5. El trabajo y la cultura como formador del ser humano

Hasta este punto hemos visto en nuestro curso una serie de complejas variables que intervienen en el comportamiento humano. Desde la percepción y las respuestas inmediatas o mediatas hemos derivado en algunas condicionantes externas del comportamiento. La familia y la sociedad nos presentaron un lugar de formación progresiva delindividuo por medio de choques de intereses. En el análisis de la pertinencia que tiene la familia y la sociedad, tuvimos que enfrentarnos a la naturaleza impulsiva del individuo; la voluntad, el amor, la agresividad, el deseo de poder, fueron modificados en su forma original para ser socialmente aceptables. ¿Pero acaso el conflicto de intereses o el choque entre los deseos de los seres humanos esla regla en las relaciones del individuo y la colectividad a la que pertenecen? ¿Acaso existen intereses comunes o proyectos compartidos que dirijan nuestra fuerza, voluntad, amor, agresividad y deseos tras objetivos comunes? Debemos responder que sí existen, y que la única alternativa no es la inhibición u obstaculización de los impulsos. En los escenarios del trabajo y la cultura se sublimanesos impulsos. Estos dos términos son homologables en algunos teóricos, especialmente de línea marxista. Según ellos el ser humano genera cultura al transformar la naturaleza por medio de su trabajo. Otros ven el inicio de la cultura en el sistema de reglas que regulan las relaciones entre los seres humanos. Lo importante para nuestro curso es entender que tanto el trabajo como las creacionesculturales, encierran en si mismas toda la energía impulsiva que los seres humanos despliegan durante sus vidas. Pero no se trata del impulso instintivo en su forma pura, si no de su sublimación; es decir, su desplazamiento hacia la realización de acciones que son tanto posibles como necesarias socialmente hablando.
Empecemos por el trabajo. La fuerza mas poderosa que se opone al ser humano es la de lanaturaleza. En ese choque de fuerzas el hombre o la mujer desprovistos de huesos flexibles, gruesas capas de piel, colmillos o garras, se encuentran siempre en desventaja ante la poderosa naturaleza. Un ser humano abandonado a su suerte en la selva, no construirá una casa en el árbol y domesticará un chimpancé al que pondrá por nombre “chita”, sino que morirá devorado, o de frío, o de calor, o dehambre. Sin embargo, ante la obvia desventaja, el ser humano no retrocede o se oculta esperando ser consumido por la naturaleza que, en una desafortunada equivocación, lo ha engendrado. Por el contrario, toma la iniciativa y enfrenta los desafíos que esa inmensa y derrochadora madre original le opone. Pero para ello el ser humano tiene que mediar la relación; no puede enfrentarse de buenas aprimeras con tan formidable oponente. Reconociendo su desventaja y necesitando los productos de la naturaleza, el individuo se une a otros igual de desvalidos a él. Pero no siendo suficiente esta unión, interpone en sus relaciones con la naturaleza, una herramienta que suple sus falencias físicas. Sociedad y técnica son las claves para entrar en relación con la naturaleza.
Tanto la sociedad como latécnica son productos del instinto humano. No podemos –o no debemos- hablar de un instinto social, pero sí sabemos de un impulso erótico que es origen del contacto entre los seres humanos y seguramente el precursor del primer tipo de sociedad: la familia. También es el Eros, sus progresivas desviaciones y formas de expresión, el que permitió que el ser humano se asociara cada vez en círculos másamplios hasta formar inmensas y complejas agrupaciones. El Eros en su forma original impulsiva, no seria suficiente para formar dicho tipo de agrupaciones. Su forma pura simplemente habría generado, como máximo, un tipo de horda parecida a la que hoy identifica a primates superiores como el gorila o el chimpancé. El amor del ser humano, es un amor que conserva la fuerza instintiva original, pero...
tracking img